• Palestinos trabajando en la ciudad ocupada de Al-Jalil (Hebrón), ubicada en Cisjordania, frente a las colonias israelíes de Gush Etzion, 5 de marzo de 2017.
Publicada: martes, 5 de febrero de 2019 16:31

Los colonos en el sur de Cisjordania advierten a los trabajadores palestinos que perderán sus empleos si cooperan con activistas o grupos de derechos humanos.

Los colonos residentes en el bloque de asentamientos ilegales israelíes Gush Etzion, en el sur de la Cisjordania ocupada, han estado difundiendo “folletos intimidantes” por los pueblos palestinos cercanos, en los que “amenazan con prohibir a los palestinos que cooperen con grupos de derechos humanos trabajar en los asentamientos”, informó el lunes la revista israelí +972.

Los folletos en cuestión incluyen fotografías y nombres de destacados activistas y organismos presentes en los territorios ocupados palestinos y, entre ellos, destacan “dos organizaciones que acompañan y protegen a los palestinos en la Cisjordania ocupada de las amenazas violentas de los colonos”, explicó la publicación.

“¿Desea seguir trabajando en los asentamientos? ¿Quiere proporcionar un sustento a su familia? Quien colabore con cualquiera de estos individuos u organizaciones, nunca podrá ingresar a los asentamientos para trabajar. ¡Tenga cuidado!”, rezan los folletos.

¿Desea seguir trabajando en los asentamientos? ¿Quiere proporcionar un sustento a su familia? Quien colabore con cualquiera de estos individuos u organizaciones, nunca podrá ingresar a los asentamientos para trabajar. ¡Tenga cuidado!”, alertan los polémicos folletos en los que los colonos amenazan a los trabajadores palestinos con perder su trabajo si cooperan con grupos de derechos humanos.

 

Gush Etzion es un conjunto de asentamientos israelíes localizado en Cisjordania, que fue construido tras la guerra de los Seis Días. De acuerdo con algunos sectores de la comunidad internacional, dichos asentamientos deben ser considerados ilegales, según el derecho internacional; no obstante, el régimen de Israel niega esta última afirmación e insiste en su mantenimiento y expansión.

La revista +972 informó de que mientras los colonos están ocupados amenazando a los palestinos, el régimen israelí “se ha estado dedicando a asignar alrededor de 300 hectáreas para la planificación de un nuevo vecindario que ampliaría el asentamiento de Efrat”, en Gush Etzion.

Pese a las críticas formuladas por la comunidad internacional en cuanto al tema de los asentamientos ilegales israelíes, en los últimos meses las autoridades del régimen de Tel Aviv han acelerado el proceso de construcción y ampliación de las colonias en Cisjordania. Conforme a lo declarado por los palestinos, estos esfuerzos del referido régimen se enmarcan dentro del proyecto israelí para judaizar las urbes y eliminar por completo su identidad islámica.

A este respecto, Palestina ha instado a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya a que lance una investigación sobre las construcciones ilegales de Israel en su territorio.

tmv/anz/ftm/alg

Comentarios