• El primer ministro palestino, Rami Hamdalá.
Publicada: lunes, 4 de junio de 2018 17:11

El Gobierno de Palestina condena la ocupación israelí de sus tierras, donde ese régimen ha establecido con firmeza una ‘política de colonización’.

La oficina del primer ministro palestino, Rami Hamdalá, ha denunciado este lunes en un comunicado la ocupación israelí, en vísperas del 51.º aniversario del inicio de la Guerra de los seis Días (1967),—mañana martes, 5 de junio,—cuando Israel se anexó los territorios pertenecientes a Palestina, Siria y el Líbano.

Hamdalá también ha repudiado la ilegal “política de colonización” empleada por el régimen de Tel Aviv en suelo palestino. “El programa ilegal israelí de asentamientos se ha atrincherado con firmeza con la demolición de 50 000 estructuras palestinas, la confiscación de 6241 kilómetros cuadrados y el desplazamiento de 750 000 palestinos que han sido reemplazados por 636 452 colonos en 425 asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este”, ha censurado.

El alto titular palestino ha recriminado, además, los acto hostiles de Israel respecto al pueblo palestino, y ha deplorado las restricciones militares que ha impuesto ese régimen contra millones de ciudadanos palestinos, quienes, según ha aseverado, están sujetos a constantes saqueos y violaciones por parte de las fuerzas israelíes.

El programa ilegal israelí de asentamientos se ha atrincherado con firmeza con la demolición de 50 000 estructuras palestinas, la confiscación de 6241 kilómetros cuadrados y el desplazamiento de 750 000 palestinos que han sido reemplazados por 636 452 colonos en 425 asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este”, ha censurado la oficina del primer ministro palestino, Rami Hamdalá, por medio de un comunicado.

 

A este mismo respecto, ha mencionado las restricciones de acceso a recursos naturales, a las importaciones y exportaciones, las cuales han dificultado la vida diaria de los palestinos, privándoles de sus principales derechos.

Desde la Guerra de los Seis Días, el régimen de Tel Aviv se esfuerza por cambiar la composición demográfica de Al-Quds (Jerusalén) y judaizarla con medidas como la construcción de asentamientos ilegales, la destrucción de los lugares históricos y la expulsión de la población palestina. 

mnz/ctl/hgn/rba

Comentarios