• El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nikolay Mladenov, habla en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), 17 de enero de 2017.
Publicada: sábado, 9 de diciembre de 2017 15:53
Actualizada: sábado, 9 de diciembre de 2017 19:09

El ministro de Exteriores de Palestina presentará un proyecto de resolución ante el CSNU contra la reciente decisión de Trump sobre Al-Quds.

“Hemos pedido a los Estados árabes que preparen un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para obligar a EE.UU. a que se retracte de su decisión de trasladar su embajada a Al-Quds (Jerusalén)”, ha informado este sábado el canciller palestino, Riad al-Maliki.

De este modo, se refería a una cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) prevista para este miércoles en Estambul, capital turca, donde los líderes musulmanes abordarán la nueva medida de EE.UU. en relación con la ciudad de Al-Quds.   

En otra parte de sus declaraciones, ha avisado de que, tras la decisión del presidente de EE.UU. de declarar Al-Quds como capital israelí, Washington se ha convertido en parte del conflicto palestino y no podrá mediar en el proceso de paz israelí-palestino.

“EE.UU., con esta medida, se convierte en una parte del conflicto y deja de ser un mediador”, ha agregado Al-Maliki en una rueda de prensa en El Cario, capital egipcia, antes de asistir a una reunión de los ministros de Exteriores de la Liga Árabe.

Hemos pedido a los Estados árabes que preparen un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para obligar a EE.UU. a que se retracte de su decisión de trasladar su embajada a Al-Quds (Jerusalén)”, ha informado el canciller palestino, Riad al-Maliki.


El jefe de la Diplomacia palestina también ha confirmado que no habrá ningún contacto oficial entre el presidente palestino, Mahmud Abás, los responsables palestinos y el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, que visitará la región este mes.

La decisión del inquilino de la Casa Blanca beneficia al régimen de Israel, aunque, en reacción, ha generado una gran e inimaginable ola de condenas y críticas en todo el mundo, entre los aliados de Washington incluidos, y las organizaciones internacionales.

Por su parte, los líderes palestinos han convocado a toda la nación a levantarse contra el régimen de Israel y poner punto y final a su ocupación.

myd/rba/nii

Comentarios