• Chalecos amarillos israelíes protestan en Tel Aviv, en los territorios ocupados, por los altos costos de vida, 14 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de diciembre de 2018 10:53
Actualizada: sábado, 15 de diciembre de 2018 11:14

El primer ministro del régimen de Israel debe hacer frente a numerosos escándalos por lo que trata de distraer a la opinión pública, asegura un experto político.

El analista libanés de renombre Qassan Javad, en una entrevista el sábado con la cadena iraní en lengua árabe Al-Alam, recuerda que el premier israelí, Benjamín Netanyahu, está involucrado en varios casos de escándalos y pasa por un periodo de crisis política profunda, por lo que está haciendo todo en su poder para distraer a la opinión pública.

Más específicamente, ha señalado la escalada de tensiones en la frontera de los territorios ocupados palestinos con El Líbano como un ejemplo de los esfuerzos de Netanyahu para crear una crisis que sirva para distraer al público.

“Netanyahu necesita la crisis en la frontera con El Líbano ya que sufre de muchas crisis. Entre las crisis se puede señalar la ruptura de la coalición dirigente y la posibilidad de que haya elecciones anticipadas, además de las investigaciones en su contra en varios casos de corrupción”, ha dicho.

Netanyahu necesita la crisis en la frontera con El Líbano ya que sufre de muchas crisis. Entre las crisis se puede señalar la ruptura de la coalición dirigente y la posibilidad de que haya elecciones anticipadas además de las investigaciones en su contra en varios casos de corrupción”, ha dicho el periodista libanés Qassan Javad.

 

Javad descarta que los intentos del premier israelí para crear una nueva crisis extranjera funcionen —un posible enfrentamiento bélico limitado en las fronteras norteñas— dado que hasta los propios israelíes no están interesados en esto y están enfocados en la situación interna y los escándalos de la coalición gobernante, con Netanyahu en la cima.

Según los analistas, los más recientes enfrentamientos militares en y cerca de la asediada Franja de Gaza, en los cuales los grupos de Resistencia palestina lanzaron un gran número de cohetes contra los territorios ocupados y la incapacidad de las autoridades israelíes para responder a los ataques mostró la debilidad de Netanyahu, acelerando aún más su declive político.

El premier israelí está acusado de corrupción en los casos 1000, 2000 y 3000. En el primero, Netanyahu es sospechoso de haber aceptado lujosos regalos del productor de cine, traficante de armas y espía Arnon Milchan a cambio de favores.

hgn/ktg/krd/hnb

Comentarios