• El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (2º dcha,), junto a su mujer (vicepresidenta), Rosario Murillo, 19 de julio de 2019.
Publicada: sábado, 20 de julio de 2019 1:42
Actualizada: sábado, 20 de julio de 2019 2:28

La vicepresidenta de Nicaragua asegura que la nación ha mostrado que, como “dueña de su historia”, “no se vende ni se rinde” ante el imperialismo.

En un acto celebrado el viernes con motivo del 40.º aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, la número dos del Gobierno, Rosario Murillo, resaltó que en los últimos 40 años, los enemigos “no pudieron y jamás podrán” con el país, que cuenta con una nación “unida” y “solidaria”.

“A 40 años, llenos de gloria, juventud, historia y futuro, la Revolución Popular Sandinista marcha airosa y orgullosa (…) Vamos adelante, con fe y esperanza, con confianza en Dios, porque el pueblo valiente y digno de nuestra Nicaragua, siempre bendita y libre, ni se vende ni se rinde jamás”, indicó Murillo, acompañada por su esposo, el presidente Daniel Ortega.

En declaraciones ofrecidas a la multitud congregada en la Plaza La Fe, ubicada en Managua (capital), la vicepresidenta aseguró que la nación continuaría avanzando dentro del marco de la trayectoria definida por la Revolución, “abriendo otro ciclo de nuestra historia”, dado que “nuestro pueblo es dueño de su historia”, dijo.

LEER MÁS: Nicaragua celebra el triunfo de la Revolución Popular Sandinista

LEER MÁS: Delegaciones internacionales en Nicaragua respaldan al FSLN

Los combatientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de acuerdo con Murillo, deben estar en primera línea, dado que “es nuestro el porvenir”, subrayó.

 A 40 años, llenos de gloria, juventud, historia y futuro, la Revolución Popular Sandinista marcha airosa y orgullosa (…) Vamos adelante, con fe y esperanza, con confianza en Dios, porque el pueblo valiente y digno de nuestra Nicaragua, siempre bendita y libre, ni se vende ni se rinde jamás”, indicó la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo.

De igual modo, destacó la importancia de la fecha para el país e hizo notar que Managua seguiría haciendo todo lo que estuviera a su alcance para alcanzar la paz a nivel nacional y crear empleo, factores que reivindica el pueblo.

En abril de 2018, se iniciaron las protestas populares para revocar algunas reformas a la seguridad social, dispuestas por el Gobierno de Ortega, pero, a pesar de que el Ejecutivo escuchó las protestas y no implementó esas reformas siguieron las manifestaciones. Managua, asimismo, insistió en dialogar con los grupos de la oposición en un intento por poner fin a la compleja situación.

LEER MÁS: Venezuela y Cuba apoyan a Nicaragua ante ‘ataques del imperialismo’

LEER MÁS: Nicaragua no acepta “chantajes” ni “amenazas” de la oposición

Las autoridades nicaragüenses acusan a la oposición de ejercer “terrorismo golpista”, con el respaldo incondicional de EE.UU., para provocar inestabilidad en el país y sacar del poder a Ortega, que lidera un Gobierno antimperialista.

ask/ctl/mkh

Comentarios