• Primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, en el Foro de Doha, Catar, 14 de diciembre de 2019.
Publicada: sábado, 14 de diciembre de 2019 10:45
Actualizada: sábado, 14 de diciembre de 2019 15:26

El primer ministro de Malasia ha dicho en presencia de Ivanka Trump, hija y asesora del presidente de EE.UU., que no cumplirá las sanciones impuestas contra Irán.

En un discurso ofrecido hoy sábado en la sesión de apertura del Foro de Doha, en Catar, en la que líderes mundiales abordan algunas soluciones a problemas globales, el premier malasio, Mahathir Mohamad, ha denunciado las dificultades que generan las sanciones unilaterales de EE.UU. para otros países.

El mandatario ha aseverado que solo la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es competente para imponer sanciones contra un país, según establece la Carta del organismo.

Dirigiéndose a las autoridades norteamericanas, cuyos representantes en dicho foro económico son Ivanka Trump y el secretario de Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, el primer ministro del país asiático ha exigido que cumplan con las normas que existen sobre la aplicación de sanciones.

LEER MÁS: Irán: Guerra económica de Trump es causa de todas las tensiones

Mahathir ha aprovechado la ocasión para criticar que debido a los embargos impuestos a Irán, Malasia y otros países han perdido un “gran mercado” ratificando que a Malasia, como un país con una economía pequeña, “no le interesa la idea de las sanciones”.

 

Ante esta coyuntura, ha hecho énfasis en que “Malasia no apoya la renovación de las sanciones unilaterales de Estados Unidos contra Irán”.

Este tipo de restricciones, ha agregado, es una violación clara de la Carta de la ONU y las normas y los derechos internacionales.

LEER MÁS: Rohani: La historia no olvidará el terrorismo económico de EEUU

En mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país del pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y renovó todas las sanciones levantadas en virtud del mismo. Impuso además varias otras rondas de restricciones brutales que afectaron deliberadamente a los civiles.

No obstante y transcurriendo más de un año de la medida arbitraria de Trump, las autoridades iraníes, así como destacados diarios estadounidenses, como The New York Times, han dado como fracasada la política de máxima presión de la Casa Blanca contra Teherán, que no ha logrado ni uno de sus objetivos.

Irán, aunque denuncia el régimen de sanciones injustas de EE.UU., lo considera como una oportunidad para afianzar las relaciones con otros países.

msm/ktg/hnb

Comentarios