• Itsunori Onodera, ministro de Defensa de Japón, habla en la 17.ª Cumbre de Seguridad de Asia en Singapur, 2 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 7:02

Japón reacciona al anuncio de Trump sobre el cese de los ‘juegos de guerra’ en la península de Corea y asegura que son ‘vitales’ para la seguridad de la zona.

El ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, ha expresado este miércoles el desacuerdo de Tokio con los comentarios que el presidente de EE.UU., Donald Trump, hizo el martes sobre la detención de las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur en la península coreana , justo tras su histórica reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur.

El titular nipón ha recalcado que Japón llevará a cabo sus ejercicios militares con EE.UU. en la región y seguirá con los planes que tiene para fortalecer su sistema de defensa ante un eventual ataque misilístico de Corea del Norte.

“Queremos lograr un entendimiento entre Japón, Estados Unidos y Corea del Sur en relación con este asunto”, ha señalado Onodera durante una rueda de prensa.

El inquilino de la Casa Blanca explicó en una rueda de prensa celebrada tras la cumbre que los ‘juegos de guerra’ suponen un coste muy alto por lo que es ‘inapropiado’ realizarlos en la situación actual.

La medida ha provocado también la reacción de su socio surcoreano: “En este momento necesitamos entender el significado y la intención exacta de lo que ha dicho el presidente Trump”, ha indicado la Presidencia de Corea del Sur en un comunicado.

Queremos lograr un entendimiento entre Japón, Estados Unidos y Corea del Sur en relación con este asunto”, ha señalado Itsunori Onodera, ministro de Defensa de Japón, sobre el anuncio del presidente de EE.UU., Donald Trump, para cesar los ejercicios militares en la península coreana.

 

Un senador estadounidense, el republicano Lindsey Graham, tachó de “ridículas” las razones que ofreció Trump y aseguró que la medida fue anunciada por “hacer posible un acuerdo” con Corea del Norte y no por motivos económicos.

Entre tanto, las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, por sus siglas en inglés) anunciaron que junto a sus aliados surcoreanos seguirán con “su postura militar actual” hasta que reciban una “orientación actualizada” desde el Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) y/o el Comando Indo-Pacífico (INDOPACOM).

Washington y Pyongyang han rubricado la jornada de hoy un documento “integral” para el inicio del proceso de desnuclearización de la zona, no obstante, planea cierta incertidumbre sobre el compromiso del país norteamericano con sus obligaciones, pues hay que tener en cuenta que en 2003 ambas partes se sentaron a la mesa de diálogo sobre el desarme nuclear de la península coreana y que desde 2009 las negociaciones estaban estancadas debido a que Washington siguió manteniendo las sanciones.

msm/ktg/msf

Comentarios