• El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, junto a comandantes iraquíes revisa operaciones anti-EIIL en la ciudad de Tikrit, capital de Salah al-Din.
Publicada: miércoles, 7 de octubre de 2015 6:03

El primer ministro de Irak recalcó que la eficiencia de la coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe) no fue la esperada y tampoco materializó las expectativas de Bagdad.

La coalición internacional no apoyó a Irak en su lucha contra el terrorismo tal como lo esperábamos. La eficiencia de los ataques aéreos de la coalición (…) ha sido muy poca”, manifestó el martes el premier iraquí, Haidar al-Abadi.

La coalición internacional no apoyó a Irak en su lucha contra el terrorismo tal como lo esperábamos. La eficiencia de los ataques aéreos de la coalición (…) ha sido muy poca”, manifestó el premier iraquí, Haidar al-Abadi

De este modo, Al-Abadi justificó la formación del centro de cooperación de operación contra el flagelo del terrorismo, integrado por Rusia, Siria, Irak e Irán.

“Los diálogos para formar el centro de cooperación de operativos cuatrilateral entre Rusia, Irán, Irak y Siria comenzaron hace tres meses, pero todavía no ha pasado a la fase práctica”, puntualizó.

En referencia a la posibilidad de la extensión de operaciones aéreas rusas a Irak, consideró que la medida beneficiará los intereses del país árabe.

Cazabombarderos rusos tipo Sujoi-25, que participan en bombardeos en Siria.

 

En este marco, puso de relieve que su Administración desde hace algún tiempo está negociando con los rusos sobre la presencia de unos 2500 efectivos rusos y chechenos, incluidos los expertos militares, en Siria e Irak, países de la región más afligidos por la violencia de Daesh y otros grupos extremistas.

Además, rechazó que la creación del centro se debiera a las “presiones desde el extranjero sobre Al-Abadi”, al tiempo que precisó que la estrategia no contrasta con la campaña de ataques aéreos que lanzó Washington y sus aliados hace trece meses en Siria e Irak, sin una coordinación con las autoridades oficiales de estos países árabes.

Moscú, que emprendió el pasado 30 de septiembre una campaña de bombardeos contra los objetivos del EIIL en Siria, tras recibir una petición de ayuda militar del presidente sirio, Bashar al-Asad, dejó en claro que extendería sus ataques a Irak si Bagdad lo solicita.

Al-Abadi ya se ha manifestado en varias ocasiones a favor de ataques aéreos rusos en su suelo contra el sanguinario grupo takfirí, que tiene bajo su poder vastos territorios en el norte y el oeste del país árabe.

mjs/ktg/msf

Comentarios