• Una visita de la comandante entrante de la misión de la OTAN en Irak, Jennie Carignan.
Publicada: sábado, 4 de enero de 2020 15:13

La OTAN ha suspendido sus misiones de entrenamiento en Irak después de que EE.UU. asesinara en Bagdad al general iraní Soleimani en un acto terrorista.

“La misión de la OTAN [Organización del Tratado del Atlántico Norte] continúa, pero las actividades de entrenamiento están actualmente suspendidas”, ha informado el portavoz de la Alianza Atlántica, Dylan White, en un comunicado emitido este sábado.

De acuerdo con las palabras de White, las misiones de entrenamiento de este organismo se suspenden a raíz de las tensiones debidas al asesinato del comandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque de EE.UU. perpetrado la madrugada del viernes en el aeropuerto internacional de Bagdad, capital iraquí.

White, además, ha confirmado que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha hablado por teléfono con el secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, sobre los últimos sucesos en el Oriente Medio.

Por otra parte, otro funcionario estadounidense, en este caso bajo condición de anonimato, ha dicho a la agencia francesa de noticias AFP, que la llamada coalición contra el EIIL (Daesh, en árabe), dirigida por EE.UU., ha reducido también sus operaciones y reforzado la seguridad de sus bases en Irak.

No se trata solo de la medida de la OTAN, la embajada de EE,UU. en Bagdad, al poco de asesinar al teniente general iraní en Bagdad, pidió a sus ciudadanos que abandonaran inmediatamente Irak.

La agresión estadounidense ha provocado una ola de condenas y rechazos a nivel internacional. Diferentes países como Rusia, China, Siria, Irak, Turquía, Venezuela y Cuba, etc. han condenado el asesinato de Soleimani, y aseguran que este acto criminal, cometido, según el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), por orden del presidente estadounidense, Donald Trump, agravará las tensiones en la región.

En EE.UU., algunos políticos y senadores lamentan este peligroso belicismo y aventurismo, pues podría acercar a Estados Unidos a otra guerra desastrosa, y en consecuencia poner en peligro la vida de los estadounidenses.

Las autoridades persas, por su parte, han prometido que  el asesinato del teniente general Soleimani “no quedará sin respuesta”.

nlr/nii/

Comentarios