• Las fuerzas iraquíes durante una operación antiterrorista en Tuz Jurmatu, 7 de febrero de 2018.
Publicada: domingo, 7 de julio de 2019 15:16

Las Fuerzas Armadas iraquíes han iniciado este domingo una operación a gran escala contra los remanentes del grupo terrorista Daesh en la frontera con Siria.

El operativo, que ha tenido por blanco a los terroristas del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) atrincherados en las fronteras iraquí-sirias, ha sido lanzado desde las provincias de Salah al-Din (centro) y Nínive (noroeste).

Según ha informado el portavoz del Ejército iraquí, el general Abdel Amir Rashid Yaralá, en un comunicado, en la ofensiva, que “durará varios días”, participan efectivos del Ejército de Irak y de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe).

Esta operación forma parte de los esfuerzos de Bagdad por acabar con los miembros de Daesh que aún permanecen en territorio iraquí, a fin de aumentar la seguridad tanto en Irak como en la vecina Siria.

 

Irak y el fin de la guerra contra Daesh

El “fin de la guerra” de Irak contra Daesh, proclamado en diciembre de 2017 por el entonces primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, tuvo lugar después de que las Fuerzas Armadas del país árabe liberaran los últimos feudos del grupo ultraviolento cerca de las fronteras con Siria.

No obstante, los extremistas del EIIL han seguido perpetrando atentados de forma frecuente en distintas partes de Irak, entre ellas, las zonas fronterizas, por lo que el país árabe, contando con la autorización de Damasco, sigue lanzando operaciones antiterroristas en dichas regiones.

El papel de las Al-Hashad Al-Shabi en el triunfo de Irak frente a Daesh

Las Al-Hashad Al-Shabi, que fueron conformadas en 2014 tras una fatwa (edicto religioso) emitida por el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, para instar al pueblo iraquí a adherirse a la lucha antiterrorista del Gobierno iraquí, han desempeñado un rol determinante en la lucha contra el terrorismo y la derrota de Daesh.

El papel ejercido por estas unidades es tal que, en noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que reconocía a las Al-Hashad Al-Shabi, integradas tanto por chiíes como por suníes, como parte de las Fuerzas Armadas nacionales, colocándolas bajo el mando del primer ministro del país.

fmd/anz/mrz/hnb

Comentarios