• Militares rusos montan un sistema de defensa aérea S-400.
Publicada: martes, 27 de febrero de 2018 23:58
Actualizada: miércoles, 28 de febrero de 2018 3:14

Un parlamentario de Irak señala que la estrategia militar del Occidente ha fracasado, razón por la que el país árabe, para armarse y mejorar sus equipos defensivos, ha puesto su mirada en Rusia, a pesar de las críticas lanzadas por el Gobierno de Estados Unidos.

El presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Parlamento iraquí, Hakim al-Zamili, afirmó el martes que Bagdad está interesado en comprar sistemas de defensa aérea S-400, de fabricación rusa, pues el país necesita diversificar sus importaciones de armamentos.

En un mismo tono, el director del Centro iraquí para Seguridad y Estrategia, Muataz Mahi Abdel Hamid, explicó a la agencia oficial rusa Sputnik que “la estrategia militar occidental, que se comenzó a implementar después de (la invasión de) 2003, ha demostrado ser ineficaz e incapaz de garantizar un control sobre las operaciones militares”.

“Algunos países del Golfo (Pérsico) prefieren que Irak permanezca bajo el control de EE.UU. Los estadounidenses, por su parte, no quieren que Irak compre los S-400 rusos e insisten en que hasta su retirada los militares iraquíes deben armarse conforme a los acuerdos suscritos entre Bagdad y Washington”, precisó Abdel Hamid.

Algunos países del Golfo (Pérsico) prefieren que Irak permanezca bajo el control de EE.UU. Los estadounidenses, por su parte, no quieren que Irak compre los S-400 rusos e insisten en que hasta su retirada, los militares iraquíes deben armarse conforme a los acuerdo suscritos entre Bagdad y Washington”, precisó el director del Centro iraquí para Seguridad y Estrategia, Muataz Mahi Abdel Hamid.

 

Con estas palabras, Abdel Hamid respondía a Heather Nauert, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., quien  amenazó a Bagdad con que si compra los sistemas antiaéreos S-400, Washington podrá imponer sanciones a Irak, tal y como lo prevé la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés).

Entretanto, la oficina del primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, insistió el lunes en el legítimo derecho de su país a importar armas de cualquier país del mundo, ya que se trata de la seguridad y no de cuestiones políticas.

Por su parte, el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Ibrahim al-Yafari, confirmó el martes que Bagdad, a pesar de la amenaza de Washington, iniciará en breve las negociaciones con Rusia para la adquisición del citado escudo antiaéreo.

mjs/mkh/nii/

Comentarios