• El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández (dcha.), saluda al ministro de planificación y estrategia de Israel, Eli Avidar, en Tegucigalpa, Honduras. (Foto: EFE)
Publicada: viernes, 19 de noviembre de 2021 14:48
Actualizada: viernes, 19 de noviembre de 2021 16:40

Pese al rechazo internacional a la normalización de relaciones con Israel, se abre la embajada del régimen israelí en Tegucigalpa, capital de Honduras.

La legación diplomática fue inaugurada el miércoles en la sede del Centro Cívico Gubernamental (CCG) de Tegucigalpa, en una ceremonia con la presencia del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández; el gobernante ante el ministro de planificación estratégica de Israel, Eli Avidar, y el embajador israelí en Honduras, Eldad Golan Rosenberg.

Avidar calificó el evento como “un día especial” en la historia de Israel. Hernández también destacó la importancia de mantener las relaciones diplomáticas entre su país e Israel.

Honduras y el régimen de Tel Aviv establecieron relaciones diplomáticas en enero de 1950. Desde entonces, los lazos de cooperación entre las partes se han ido fortaleciendo en diferentes áreas de cooperación, la cual se ha visto materializada por visitas de alto nivel, especialmente durante la presidencia de Hernández.

Israel cerró su embajada en Honduras en 1988, por lo que la relación bilateral se mantenía a través de su legación en Guatemala. Sin embargo, en 2017, después de que Honduras votó a favor de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel en la Organización de Naciones Unidas (ONU) aumentaron de nuevo sus relaciones.

 

En esta misma línea, el pasado 24 de junio, Hernández inauguró la sede diplomática de su país en la ocupada ciudad de Al-Quds, convirtiéndose así en el cuarto país en tomar esta medida, tras el traslado de las embajadas de EE.UU. y Guatemala en 2018 y la apertura de la de Kosovo en marzo pasado.

También, en agosto del 2020, el mandatario hondureño inauguró una oficina de cooperación del régimen israelí en Honduras, donde reiteró su reconocimiento a Jerusalén como capital de Israel y destacó que ambos pueblos están hermanados por la fe y por principios y valores religiosos e ideológicos.

En septiembre de 2019 ya había inaugurado una oficina comercial con estatus diplomático en la sagrada ciudad de Al-Quds y Hernández y el entonces primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acordaron abrir embajadas recíprocas en Teucigalpa y Al-Quds.

Todos estos pasos se han dado en un acto de provocación que generó gran polémica en Palestina y en otras partes del mundo. Palestina ha advertido que todo acercamiento al régimen de Tel Aviv supone aceptar los crímenes israelíes, y ha prometido adoptar medidas, incluso la ruptura total de relaciones diplomáticas, con los países que trasladen sus embajadas a Al-Quds.

Las autoridades palestinas también advierten que la normalización con Israel acabará jugando en su contra y socavará la seguridad de los países árabes, pues allanará el terreno para “el establecimiento de una alianza militar”, liderada por Israel en la región.

HAMAS: Normalizar las relaciones con Israel es una traición

Por su parte, el líder del Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) en el extranjero, Jaled Mashal, dijo el jueves que “la reconciliación y los acuerdos de paz con Israel bajo cualquier título es un gran error y una traición al pueblo palestino”.

Mashal también consideró que el aumento de las relaciones con el régimen ocupante está en conflicto con la posición de los países árabes hacia la causa palestina, y recordó que las naciones de la región no aceptan ningún tipo de acuerdo con Israel.

nkh/ncl/hnb