• Trabajadores hondureños denuncian falta de pago de sus salarios
Publicada: miércoles, 5 de agosto de 2020 1:03
Actualizada: viernes, 7 de agosto de 2020 11:33

La crisis del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, en Honduras aumenta la brecha de la desigualdad social a un punto insostenible para los trabajadores.

En Honduras, la desigualdad social se comprueba fácilmente en los salarios que cobran los trabajadores del sector público, frente a las remuneraciones que reciben los altos funcionarios del gabinete de Juan Orlando Hernández.

Representantes del sindicato de trabajadores del Instituto Nacional Agrario (INA) de Honduras llegaron a las oficinas de la Secretaría de Finanzas para solicitar que se les pague sus salarios atrasados.

Los hondureños se preguntan ¿dónde está el dinero? Que ha aprobado el Parlamento del país para atender la emergencia del COVID-19. Alegando este escenario se han atrasado en el pago de sueldos y salarios.

Los directores o secretarios de estado de más de 25 entidades gubernamentales ganan más de 6 mil dólares mensuales, más los gastos de representación que suelen ser el doble de su salario.

Los funcionarios de los Gobiernos hondureños llegan siendo pobres a sus puestos y salen como los nuevos millonarios del país.

Estos empleados públicos exigen se les cumpla su salario, así como se les están pagando a los altos funcionarios del Gobierno de Hernández, ya que ellos si están cumpliendo con su trabajo.

Un aproximado de 14 mil dólares más gastos de representación y aguinaldo gana Manuel de Jesús Bautista, el funcionario con mas alto salario en el actual Gobierno, luego el presidente del Banco Central y allegados a Hernández.

Mientras tanto más de 50 empleados de salud de la zona norte del país han renunciado a sus puestos de trabajo por la falta de pago de sus sueldos.

Dassaev Aguilar, Tegucigalpa.

mhn/hnb