• El excandidato presidencial Salvador Nasralla (2º dcha.), y el expresidente Manuel Zelaya (izda.), en una protesta en Tegucigalpa, 3 de febrero de 2018.
Publicada: jueves, 8 de febrero de 2018 16:59
Actualizada: viernes, 9 de febrero de 2018 12:17

La Alianza de Oposición contra la Dictadura presentó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) seis condiciones que ha delineado como solución a la crisis postelectoral, en las que no alberga a Juan Orlando Hernández como el presidente por haberse reelegido mediante un fraude.

Un equipo de representantes de la Alianza de Oposición participó el miércoles en la reunión con la comisión exploratoria de la ONU en Tegucigalpa, la capital de Honduras, a petición de la misma misión internacional, para encontrar una salida a la crisis postelectoral.

Durante la cita, se entregó a la comisión una carta de los seis puntos en los que plantea la mediación y otros asuntos, pero en primera instancia se expuso que no se reconoce a Juan Hernández como presidente del país, enfatizó Hugo Noé Pino, uno de los representantes de la oposición.

Una de las exigencias mencionadas en la carta dice que “el plazo para el proceso de mediación debe ser de treinta días hábiles, y comprobado el triunfo de la Alianza proceder a entregar la Presidencia a su legítimo ganador Salvador Nasralla” y en caso de no poder determinar con certeza el ganador del proceso, debe celebrarse un nuevo proceso electoral, entre otras medidas que se propuso.

El plazo para el proceso de mediación debe ser de treinta días hábiles, y comprobado el triunfo de la Alianza proceder a entregar la Presidencia a su legítimo ganador Salvador Nasralla”, reza una de las seis exigencias de la Alianza de Oposición contra la Dictadura entregada a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Entre las exigencias figura la creación de una comisión especial que investigue los crímenes que se han registrado en el periodo postelectoral y al igual que las circunstancias que han conllevado a varios hondureños en calidad de presos políticos.

Asimismo, la práctica de una auditoría forense que arroje los verdaderos resultados del proceso electoral del 26 de noviembre pasado.

La oposición también exige nombrar de común acuerdo a los mediadores formados por uno de la ONU y los otros dos en representación de las partes en conflicto, y que las decisiones tomadas sean de obligatorio cumplimiento para las partes.

A pesar de que el excandidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, denunció el miércoles la falta del interés de la ONU en resolver la crisis postelectoral que vive Honduras y “el mal mensaje” de la felicitación que envió su secretario general, António Guterres, a Hernández por su segundo mandato en el poder, calificó como “fructífera” la reunión de sus representantes con la misión de la ONU.

La oposición acusa a Hernández de fraude en las presidenciales del 26 de noviembre de 2017, circunstancia que ha dado lugar a las protestas y una represión de militares y policías, que han dejado un saldo de más de 30 personas muertas.

tmv/ktg/bhr/hnb

Commentarios