• Investigaciones periodísticas incomodan al presidente en Guatemala
Publicada: sábado, 31 de octubre de 2020 18:49

En Guatemala, el Estado sigue acosando a los periodistas debido a sus investigaciones, que comprometen a varias instituciones.

El acoso contra periodistas y grupos proderechos humanos ha aumentado en las últimas semanas de manera alarmante como producto de las constantes denuncias que demuestran la incapacidad, el nepotismo y la corrupción que campean en las filas del Gobierno, al presidente no le ha caído en gracia que se cuestione la labor de un intimo amigo suyo a cargo del denominado centro de Gobierno.

Colocar en el centro de Gobierno a personajes cercanos al presidente ha generado un sisma a lo interno del ejecutivo, tanto así que las funciones del vicepresidente se han visto desplazadas por Miguel Martínez director de dicha institución, varios diputados han mostrado su preocupación por la ruptura interna.

El presidente y varios de sus ministros le han negado información a la prensa, incluso uno de los periodistas que más lo ha cuestionado fue capturado de manera irregular, dos de los policías que realizaron la detención se encuentran en medio de un proceso penal por abuso de autoridad, en áreas rurales pasa lo mismo, alcaldes arremeten contra periodistas y comunicadores con el objetivo de acallar a quienes los fiscalizan.

En general el acceso a la información pública en el actual Gobierno ha sido restringido por instituciones y dependencias a periodistas y comunicadores que en reiteradas oportunidades son criminalizados, amenazados y acosados por las fuerzas represivas del mismo Gobierno.

La unidad de defensores y defensoras de los derechos humanos en Guatemala registró en 2019 110 agresiones a comunicadores y periodistas tanto en la capital como en los departamentos pero en 2020 la represión es más pronunciada.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

kmd/nii/