• El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo.
Publicada: viernes, 4 de marzo de 2016 18:33
Actualizada: martes, 19 de julio de 2016 4:00

España buscará convertirse en el socio privilegiado de EE.UU. en Europa y recuperar el enclave británico de Gibraltar si el Reino Unido sale de la Unión Europea (UE).

"Se ha hecho un enorme esfuerzo para intensificar relaciones con Estados Unidos, porque si se va el Reino Unido, España tiene la oportunidad de oro de convertirse en el socio privilegiado de Estados Unidos en la UE, y no es un tema menor", ha señalado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en una entrevista con la emisora pública Radio Nacional de España (RNE).

Cabe recordar que actualmente, Estados Unidos mantiene una fuerte presencia militar en el país ibérico, ya que en julio de 2015 el Parlamento español autorizó que Morón de la Frontera (sur) se convierta en base permanente para las fuerzas de Washington en España.

Se ha hecho un enorme esfuerzo para intensificar relaciones con Estados Unidos, porque si se va el Reino Unido, España tiene la oportunidad de oro de convertirse en el socio privilegiado de Estados Unidos en la UE, y no es un tema menor", ha señalado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

En diciembre de 1988, ambos países firmaron un convenio que permite la presencia permanente de 4250 militares en la base de Rota (Cádiz) y de 500 en Morón, además de un máximo de 2285 con carácter temporal en ambas instalaciones.

Según el acuerdo inicial, las tropas estadounidenses tenían que salir del territorio español después de 25 años, es decir, en 2013. Sin embargo, Madrid prolongó la estancia de los militares estadounidenses.

Según el canciller español, "la voluntad de Gran Bretaña de eventualmente abandonar la Unión Europea", —a lo que se llama brexit— le da a España “la oportunidad de tener un papel todavía más importante del que tenemos con Estados Unidos”.

"Y no se olvide usted, hablaremos de Gibraltar al día siguiente", ha subrayado en referencia al enclave británico de 6 km2 en el extremo sur de España, objeto de una vieja disputa entre ambos países. "Todo tiene pros y contras", ha opinado Margallo.

Por último, el canciller español ha advertido de las consecuencias que conllevaría para los Estados europeos la salida del Reino Unido de la UE.

"Si se fuese (de la UE), Dios no lo quiera, los 19 países que compartimos moneda tenemos que dar un salto gigantesco adelante en la federalización de los Estados Unidos de Europa, para que la salida del Reino Unido no se interprete como un principio de deshielo del proyecto europeo", ha concluido.

Las relaciones entre Londres y Madrid han sufrido roces por el derecho de pesca en la zona de la Roca, cuyo control está en manos del Reino Unido desde 1713.

Londres considera las aguas del Peñón de Gibraltar como británicas, pero Madrid las reconoce como españolas y exige que el Reino Unido se siente a la mesa de diálogo para decidir sobre el futuro de la zona, reclamación que Londres rechaza.

En 2013 y ante el aumento de la tensión entre el Reino Unido y España sobre Gibraltar, el Ministerio de Defensa británico corroboró el envío de varios buques de guerra a la región con la intención de realizar una maniobra militar.

Los británicos votarán el 23 de junio de 2016 en un referéndum sobre su permanencia o no en la UE.

mep/mla/hnb