• El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: jueves, 28 de mayo de 2020 18:17

Irán dice que EE.UU. con anular exenciones de proyectos nucleares da un tiro de gracia a su participación en el acuerdo nuclear.

El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mayid Tajt Ravanchi, ha denunciado este jueves, mediante un mensaje de Twitter, que EE.UU. asesta un último golpe a su participación en el acuerdo nuclear en violación de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), “imponiendo sanciones por el cumplimiento con las disposiciones nucleares” de la citada resolución.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció el miércoles el fin de algunas exenciones de proyectos nucleares, incluidos en el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), el acuerdo nuclear con Irán.

Esa medida, según Pompeo, pondrá fin a las exenciones sobre la conversión del reactor de agua pesada de Arak (centro de Irán), el suministro de uranio enriquecido para el reactor de Teherán (capital iraní) y la exportación de combustible para reactores para investigar el gasto y el desecho en un plazo de 60 días. Así, en esta fecha, empresas y entidades que participan en estas actividades tienen que cesar sus operaciones.

Washington no solo abandonó unilateralmente en mayo de 2018 el acuerdo nuclear y reimpuso las sanciones contra la República Islámica, sino que, desde entonces, ha estado presionando a otras partes involucradas en el mismo para que incumplan este pacto multinacional.

Incluso, EE.UU. está intentado preparar “un argumento legal” para argüir que todavía sigue siendo un “Estado participante” en el PIAC, con el objetivo de presionar al CSNU para que extienda el embargo de armas a Irán —que expirará el próximo 18 de octubre— tentativa considerada por Teherán como una violación de la resolución 2231.

Para el representante permanente de Irán ante la ONU, el intento de EE.UU. de mostrarse como un miembro del JCPOA, después de retirarse del mismo en 2018, “no es simplemente absurdo; sino falso”.

ftm/rha/tqi/rba