• Una vista del interior del centro nuclear iraní de Fordo, 6 de noviembre de 2019.
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 10:32

Irán asegura tener la capacidad de producir isótopos estables, incluso sin Rusia, aunque piensa que dicho país seguirá cooperando con Irán.

“Técnicamente podemos continuar el trabajo relacionado con la producción de isótopos estables [en la planta nuclear de Fordo] sin los rusos; sin embargo, políticamente, sería mejor que los rusos sigan con nosotros [en el proyecto]”, ha dicho este lunes el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi.

El funcionario persa ha descartado que Rusia abandone sus proyectos en Irán debido a las presiones de Estados Unidos, pues en actualidad “está involucrada en la construcción de las plantas nucleares Bushehr 2 y Bushehr 3”. Rusia e Irán suscribieron en noviembre de 2014 el acuerdo de construcción de los reactores segundo y tercero de la central de Bushehr.

Según ha dado a conocer Kamalvandi, Teherán planea producir 11 tipos de isótopos en los próximos años. De hecho, una vez que produzca el nucleído, Irán se convertirá en el cuarto productor mundial de isótopos estables por detrás de Rusia y Estados Unidos, entre otros, según la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

 

Teherán instaló a principios de 2018 equipos en la planta nuclear de Fordo, en el centro del país, para producir isótopos estables con la cooperación de expertos rusos.

Kamalvandi ha hecho estas declaraciones después de que la compañía de combustible TVEL de Rusia (que pertenece a la corporación nuclear estatal de Rosatom) informase el 5 de diciembre a Teherán de que, debido a los problemas técnicos que se produjeron después de que Irán inyectara gas a las centrifugadoras, había suspendido su trabajo, que comenzó en 2017, en el proyecto de reconversión de dos cascadas de centrifugadoras de gas en la planta de Fordo para producir isótopos estables (no radiactivos) para fines médicos.

Al respecto, el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, aseguró el viernes que su país completará el proyecto de modernización de la instalación nuclear de Fordo, aunque actualmente está interrumpido.

El propio Kamalvandi informó de que los dos países mantienen consultas para resolver los problemas relacionados con el proyecto de reconversión de Fordo.

Moscú ha revelado que EE.UU. le presiona para socavar las cooperaciones Moscú-Teherán en la planta nuclear de Bushehr, sin embargo ha prometido seguir impulsando los nexos económicos con Irán.

LEER MÁS: ‘Rusia no necesita el aval de EEUU para sus lazos con Irán’

tqi/nii/