• ’EEUU presiona para socavar cooperaciones nucleares Irán-Rusia’
Publicada: jueves, 14 de noviembre de 2019 19:07
Actualizada: jueves, 14 de noviembre de 2019 19:37

Rusia revela presiones de EE.UU. para socavar cooperaciones Moscú-Teherán en la planta nuclear de Bushehr y promete seguir impulsando nexos económicos con Irán.

“Algunos países, en primer lugar EE.UU., están presionando a Rusia (…) para que detenga cooperaciones con Irán, pero quiero subrayar que Rusia es un país independiente (…) que tiene una política exterior independiente”, ha señalado este jueves el embajador de Rusia en Teherán (capital persa), Levan Dzhagaryan, en una entrevista con la cadena Press TV, refiriéndose en concreto a la participación de Moscú en el proyecto de la central atómica iraní de Bushehr.

El diplomático ruso ha dejado en claro que su país nunca pedirá permiso a nadie, especialmente a EE.UU., para cooperar o no con Irán, que es un “socio importante y estratégico” de Moscú.

El domingo pasado, Irán comenzó —con la cooperación de la empresa rusa Atomstroyexport— la construcción de la segunda fase de la central atómica de Bushehr (situada en el suroeste del país persa) que es capaz de “generar 22 000 millones de kilovatios/hora (kWh) de electricidad, ahorrar 25 millones de barriles de petróleo y evitar 22 millones de toneladas de contaminantes”, según anunció el máximo responsable de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.

LEER MÁS: ‘Central atómica de Bushehr abre camino para un Irán industrial’

Irán se hizo cargo oficialmente de la primera unidad de su planta pionera de energía nuclear de 1000 megavatios en Bushehr en septiembre de 2013, después de que esta planta comenzara oficialmente sus operaciones en septiembre de 2011.

Algunos países, en primer lugar EE.UU., están presionando a Rusia (…) para que detenga cooperaciones con Irán, pero quiero subrayar que Rusia es un país independiente (…) que tiene una política exterior independiente”, señala el embajador de Rusia en Teherán (capital persa), Levan Dzhagaryan.

 

El acuerdo de construcción de los reactores segundo y tercero de la central de Bushehr fueron suscritos por Rusia e Irán en noviembre de 2014. Cada reactor tiene la capacidad de producción de 1057 megavatios. En septiembre de 2016, ambos países empezaron los primeros pasos para la construcción de la segunda unidad.

Según ha enfatizado Dzhagaryan, la participación de Rusia en el proyecto de la planta nuclear de Bushehr se enmarca en las cooperaciones económicas de Moscú con Teherán como parte de los intentos del país euroasiático por salvar el acuerdo nuclear, tras la salida de Estados Unidos del mismo en mayo de 2018.

Al respecto ha censurado la conducta de Washington respecto al acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, la cual ha puesto este convenio “en peligro”, advierte.

LEER MÁS: Rusia condena actitud ‘destructiva’ de EEUU hacia acuerdo nuclear

“Lo que hacen los europeos no es suficiente. Hay que criticar a Estados Unidos por violar el derecho internacional. Cabe mencionar que Irán estaba cumpliendo con sus compromisos”, ha indicado.

El funcionario ruso ha asegurado que Moscú se esforzará por salvar el acuerdo nuclear junto con otros signatarios del pacto nuclear; es decir China y la troika europea: el Reino Unido, Francia y Alemania.

El embajador ruso ha enfatizado que se debe culpar a Washington y no a Teherán por los “reversibles” cuatro pasos que ha dado el país persa en reducir sus compromisos nucleares ante la inacción de los signatarios europeos para garantizar los intereses de Irán en virtud del pacto.

LEER MÁS: Irán comienza el 4.º paso en reducir compromisos nucleares

tqi/rha/rba

Comentarios