• El vicecanciller iraní, Seyed Abás Araqchi (dcha.), y su par británico, Andrew Morrison, en Teherán, 23 de junio de 2019. (Foto: mfa.gov.ir)
Publicada: lunes, 24 de junio de 2019 1:21

La decisión de Irán de reducir sus compromisos en virtud del acuerdo nuclear Teherán-Grupo 5+1 es definitiva y no cambiará, asegura un alto cargo persa.

El vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi, se reunió el domingo con su homólogo británico, Andrew Morrison, en Teherán (la capital iraní), donde abordaron las recientes medidas de Irán ante el incumplimiento de la contraparte firmante del pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

La decisión de Irán de reducir algunos de sus compromisos en el PIAC es una decisión nacional e irreversible, y la República Islámica seguirá este proceso hasta que se cumplan sus demandas”, subrayó el vicecanciller persa.

En dicho encuentro, Morrison aseguró que Londres sigue comprometido con el acuerdo nuclear y pidió a Irán cumplir con todas sus promesas estipuladas en dicho convenio suscrito en 2015 entre el país persa y el Sexteto —integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, pero del que se salió Washington el año pasado—.

Al respecto, Araqchi señaló que la restricción de Irán a sus compromisos en el pacto responde a la demora de los países europeos a implementar su parte. “No hay ningún equilibro entre nuestros deberes y derechos en el PIAC”, denunció.

LEER MÁS: Irán no renovará el plazo dado a la UE para salvar el pacto nuclear

La decisión de Irán de reducir algunos de sus compromisos en el PIAC (Plan Integral de Acción Conjunta, nombre oficial del acuerdo nuclear) es una decisión nacional e irreversible, y la República Islámica seguirá este proceso hasta que se cumplan sus demandas”, enfatiza el vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi.

Europa no es capaz de pagar el coste del mantenimiento del acuerdo nuclear, lamentó Araqchi para luego añadir que las empresas europeas no se atreven a violar las órdenes de EE.UU. que no solo se salió del pacto y reimpuso sanciones a Irán, sino amenaza con duras represalias a las compañías que negocian con el país persa. “Eso significa que Europa ni se puede gobernar dentro de sus propias fronteras”, remarcó.

En reacción a la falta de voluntad de Europa para compensar las pérdidas económicas iraníes por las sanciones estadounidenses, Teherán decidió en mayo actuar de manera recíproca y suspender algunos de sus compromisos estipulados en el pacto y estableció un plazo de 60 días para que sus socios europeos asumieran sus compromisos.

Por otro lado, en referencia a las acusaciones infundadas del Reino Unido contra Irán por los ataques del pasado 13 de junio a dos petroleros en el mar de Omán, el vicecanciller persa señaló que Londres vive momentos complicados por el proceso de salida de la Unión Europea (UE) —conocido como el Brexit— y por eso no puede conocer bien las realidades del mundo.

“Acompañar a los actos de intimidación de EE.UU.” no tendrá resultado alguno excepto aumentar el “odio de los iraníes hacia las políticas del Reino Unido”, enfatizó.

ftn/ncl/lvs/rba

Comentarios