• El ministro de Defensa británico, Ben Wallace.
Publicada: jueves, 2 de septiembre de 2021 20:55
Actualizada: jueves, 2 de septiembre de 2021 22:25

El ministro de Defensa británico sugiere que a EE.UU. ya no se le puede considerar una superpotencia por cómo ha gestionado su desastrosa retirada de Afganistán.

Una superpotencia que no logra sus objetivos a nivel internacional no es una potencia global, sino es simplemente una gran potencia”, dijo Ben Wallace en una entrevista con la revista británica The Spectator, publicada este jueves.

Las fuentes cercanas al círculo del titular británico han reconocido al medio local que sus comentarios iban dirigidos contras EE.UU., cuyo Gobierno, presidido por el demócrata Joe Biden, decidió seguir con los planes de retirada de tropas estadounidenses desplegadas en Afganistán tomadas en su día por su predecesor, el republicano Donald Trump.

El hecho de que el Reino Unido no haya podido desplegar un gran Ejército en el último medio siglo ha dejado en claro que este país tampoco es una superpotencia, ha contestado el alto funcionario a la pregunta formulada sobre si el repliegue de efectivos de Afganistán demostraba los límites del poderío británico en el escenario mundial.

En contraposición a unas declaraciones hechas por el canciller británico, Dominic Raab, sobre la evaluación de las agencias de inteligencia ante la retirada de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán era que la situación en el país centroasiático se deterioraría gradualmente y el entonces Ejecutivo de Ashraf Qani resistiría hasta finales del año en curso el avance del grupo armado Talibán antes de derrumbarse, Wallace ha señalado que él ya se imaginaba que el juego en Afganistán se había terminado y el control de Kabul, la capital afgana, caería en las manos de los talibanes a finales del pasado julio.

 

El reporte agrega que el alto cargo de Defensa británica ha precisado que ya por entonces él pensaba que se iba a acelerar la evacuación del personal diplomático y los interpretes afganos que habían prestado sus servicios durante los últimos años al Gobierno del Reino Unido.

No es la primera vez que Wallace crítica públicamente a Estados Unidos, ya que a mediados de agosto, cuando los talibanes comenzaban a lograr avances significativos en Afganistán, este describió el acuerdo de paz de 2020 de suscrito entre Trump y Talibán, en Catar, como “un error” que “estratégicamente […] iba a acarrear muchos problemas”.

El colapso de Afganistán ocurrió poco después de que comenzara la fase final del repliegue de las fuerzas de Estados Unidos, a la cabeza de la OTAN, que invadió el país centroasiático en 2001, so pretexto de combatir a Talibán y dar respaldo técnico al Ejército afgano. Sin embargo, además de no cumplir su objetivo, la situación se ha agravado con la ola de desplazados afganos que buscan salir como sea del territorio nacional por temor a una nueva guerra civil.

krd/mkh