• Informe revela cuánto gastó Reino Unido para derrocar a Al-Asad
Publicada: miércoles, 21 de julio de 2021 23:07
Actualizada: jueves, 22 de julio de 2021 14:05

El Gobierno británico empleó 350 millones de libras para apoyar a la oposición siria, a fin de derrocar al Ejecutivo sirio, revela un documento.

El Gobierno del Reino Unido usó al menos 350 millones de libras esterlinas (más de 479 millones de dólares) en la promoción de fuerzas y proyectos de la oposición en áreas controladas por los grupos armados en Siria, según un informe emitido el martes por el sitio web Declassified UK.

No obstante, el texto subraya que esta cifra es una subestimación, puesto que no incluye algunas actividades financiadas por el Reino Unido, entre ellas, las operaciones de la Inteligencia británica.

Asimismo, detalla que el Gobierno británico, a través de varios proyectos, apoyó directamente a lo que Londres denomina la oposición armada “moderada”, que lucha contra el presidente sirio, Bashar al-Asad.

 

La financiación británica a los grupos armados en Siria comenzó poco después del levantamiento contra Al-Asad a principios de 2011 y, desde entonces, ha prevalecido en áreas del territorio sirio donde se hallan los grupos extremistas, indica el reporte.

Reino Unido quiere en Siria un ejecutivo proccidental

Los proyectos de ayuda han coincidido con un programa encubierto británico, que tiene por meta derrocar al Gobierno sirio para tratar de instalar un ejecutivo proccidental, además de promover las áreas controladas por los grupos armados como una alternativa al Gobierno de Al-Asad.

En este sentido, el informe revela que el Reino Unido ha utilizado una controvertida institución, llamada Fondo en Conflicto, Estabilidad y Seguridad de Whitehall (CSSF, por sus siglas en inglés), para financiar 13 esquemas, desde 2015, destinados a brindar apoyo a la oposición siria, con una suma de 215 millones de libras esterlinas (más de 294 millones de dólares).

De acuerdo con el texto, de la mencionada suma, 162 millones de libras esterlinas (unos 222 millones de dólares) provienen del presupuesto de ayuda del Reino Unido, que tiene como objetivo, conforme al Gobierno de Londres, “derrotar la pobreza, enfrentar la inestabilidad y crear prosperidad en los países en desarrollo”.

De igual modo, el medio cita unos informes en los que se recoge que el Servicio de Inteligencia Secreto (MI6) del Reino Unido participó en varios envíos de armas, así como en la formación y organización de los grupos armados para llevar a cabo una operación secreta con sus aliados de EE.UU. y Asia Occidental.

mdh/anz/tqi