• El presidente del Comité Selecto de Asuntos Interiores de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Keith Vaz.
Publicada: viernes, 25 de diciembre de 2015 9:48
Actualizada: viernes, 25 de diciembre de 2015 11:30

Algunos legisladores del Reino Unido expresaron su preocupación por el hecho de que a musulmanes británicos se les prohíba la entrada a EE.UU., y pidieron a Washington que se explique al respecto.

"Actualmente, existen varios ejemplos de ciudadanos británicos— que profesan la fe musulmana— a quienes se les negó la entrada a Estados Unidos sin explicación alguna", denunció el jueves el presidente del Comité Selecto de Asuntos Interiores de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Keith Vaz.

Actualmente, existen varios ejemplos de ciudadanos británicos— que profesan la fe musulmana— a quienes se les negó la entrada a Estados Unidos sin explicación alguna", denunció el presidente del Comité Selecto de Asuntos Interiores de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Keith Vaz.

Asimismo, señaló que va a escribir al embajador estadounidense y le solicitará una explicación detallada sobre los hechos, mientras aseveró: “De no recibir cumplida respuesta, le sugeriré al Comité que le convoquemos para que dé explicaciones”.

Su denuncia se produjo un día después de que el diario británico The Guardian anunciara que el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) impidiera el viaje de una familia musulmana británica que pensaba visitar el parque Disneyland y Universal Studios en California (oeste de EE.UU.).

Además, el diario The Telegraph informó el jueves de que, según un miembro de dicha familia, a un total de 20 musulmanes británicos se les prohibió, la semana pasada, volar al país norteamericano.

A un significativo número de ciudadanos británicos que profesan el Islam como religión se les ha prohibido viajar a EE.UU. en momentos en los que la campaña por hacerse con la Presidencia del país norteamericano se ha visto empañada por los controvertidos comentarios del precandidato republicano Donald Trump, quien, tras los atentados mortales en París (capital francesa) y California ―reivindicados por el grupo terrorista de EIIL (Daesh, en árabe)―, exigió que se vete la entrada de musulmanes a EE.UU., apuntó The Telegraph.

Donald Trump, candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., pronuncia un discurso en el estado de Michigan, 21 de diciembre de 2015.

 

Por su parte, Stella Creasy, parlamentaria que representa al pueblo de Walthamstow, situado al noreste de la capitalina Londres, solicitó, la misma jornada del jueves, al primer ministro británico, David Cameron, que intervenga y cuestione la decisión adoptada por Estados Unidos.

"Ahora debemos hacer algo más que encogernos de hombros por las reservadas políticas de seguridad de Estados Unidos que dejan a nuestros electores en tal limbo", escribió Creasy.

"Si la embajada no responde al parlamentario de la familia, deberá responder a su primer ministro y él a nosotros acerca de lo que hará para garantizar que ningún ciudadano británico sea discriminado por su fe en nuestras tierras", añadió la parlamentaria.

Igualmente advirtió que el vacío creado por la negativa de Estados Unidos a ofrecer una explicación para tales decisiones "alimenta el resentimiento y el debate".

"De hecho, si Estados Unidos considera que tiene buenos motivos para evitar que las personas vayan a ese país, no podemos quedarnos satisfechos con que el Reino Unido no emprenda ninguna acción para dar seguimiento a esto aquí", advirtió.

bhr/anz/nal

Comentarios