• Un desfile militar de los miembros del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Publicada: martes, 12 de mayo de 2015 5:32

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) refutó la suspensión de la emisión del canal yemení en árabe Al-Masirah, afiliado al movimiento popular Ansarolá, y consideró la medida una clara violación de las leyes internacionales.

La suspensión de la emisión de la cadena yemení constituye “una piratería y la violación de todas las leyes y normas internacionales que garantizan la libertad de los medios de comunicación”, dice Hezbolá.

La compañía egipcia de satélites Nilesat sacó del aire el domingo por la noche al canal Al-Masirah, mientras que YouTube eliminó los videos de la cadena, que mostraban la devastación causada por los brutales ataques saudíes contra Yemen.

El logotipo de la cadena yemení Al-Masirah.

 

Mediante un comunicado emitido la noche del lunes, Hezbolá condenó “las tentativas de la máquina de represión árabe-occidental para silenciar la voz del canal satelital Al-Masirah”.

“Este continuo intento evidencia el papel eficaz e influyente que desempeña el canal (yemení) en la difusión de los delitos de terrorismo cometidos por la agresión estadounidense-saudí en Yemen que se dirigen a civiles, instituciones, instalaciones y todos los aspectos de la vida de ese país árabe”, reza la nota.

Hezbolá aseguró que la suspensión de la emisión de la cadena yemení constituye “una piratería y la violación de todas las leyes y normas internacionales que garantizan la libertad de los medios de comunicación”.

Llamó además, a todas las instituciones internacionales y organizaciones humanitarias a moverse rápidamente para poner fin este trabajo intimidante y ayudar a la reanudación de la difusión de los programas del canal yemení.

Al-Masirah mediante una publicación en su cuenta de la red social Twitter dijo que la medida de la empresa egipcia se debe a la presión “saudí-estadounidense”.

El canal yemení es uno de los principales medios de comunicación que difunde imágenes de las víctimas y daños provocados por la guerra saudí contra el país árabe.

YouTube, por su parte, ha eliminado los videos subidos por Al-Masirah, donde se aprecia la catástrofe humanitaria que han provocado los más de 40 días de ataques y el cerco impuesto por el régimen de Riad a Yemen.

Niños yemeníes muertos durante los bombardeos saudíes.

 

A finales del pasado mes de abril los aviones de guerra saudíes atacaron la estación televisiva de Al-Masirah en la ciudad de Saada, ubicada a 240 kilómetros al norte de Saná, capital de Yemen.

El 26 de marzo último, Arabia Saudí lanzó una ofensiva militar contra Yemen, sin el aval de las Naciones Unidas, pero con el visto bueno de Washington, en un intento por eliminar del escenario político al movimiento popular Ansarolá y restaurar en el poder al fugitivo expresidente Abdu Rabu Mansur Hadi, un cercado aliado de Riad.

Según informes locales, la cifra de víctimas por los bombardeos asciende a 3500 personas, entre ellas 492 menores y 209 mujeres, y a más 6100 heridos.

ftm/rha/msf