• El presidente de EE.UU., Joe Biden, en la Casa Blanca, 13 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 16 de mayo de 2021 2:17

EE.UU. mantiene el mutismo ante el ataque deliberado de Israel contra un edificio con oficinas de una agencia de noticias estadounidenses en Gaza.

El sábado, las fuerzas israelíes bombardearon la torre Al-Yala, en Gaza, provocando el derrumbe del edificio donde se encontraban las oficinas de la agencia estadounidense The Associated Press (AP) y así como de la cadena catarí Al Jazeera y otros medios.

Según alegan fuentes del régimen israelí, el edificio “contenía activos militares pertenecientes a la inteligencia militar” del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), con quienes los israelíes están enzarzados en un cruento enfrentamiento desde hace unos días.

Tras el ataque israelí, un flagrante intento de acallar a los medios que cubrían los virulentos bombardeos israelíes sobre la población gazatí, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un tuit se limitó a escribir que la seguridad de los periodistas es “primordial”, pero no denunció la ofensiva del régimen de Israel.

“Hemos comunicado directamente a los israelíes que garantizar la seguridad de los periodistas y los medios independientes es una responsabilidad primordial”, escribió escuetamente Psaki.

EEUU apoya el actuar de Israel a toda costa

En la misma línea, el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, en una conversación telefónica mantenida la misma jornada con su homólogo israelí, Benny Gantz, le transmitió el respaldo de la Administración estadounidense, presidida por Joe Biden, “al derecho de Israel a defenderse” ante los ataques de represalia de los grupos de la Resistencia palestina.  

Mientras los altos cargos del Ejecutivo de EE.UU., incluido el propio Biden, se posesionan del lado israelí en su desproporcionado y violento operativo contra el pueblo gazatí, Rashida Tlaib, representante demócrata del 13.º distrito congresional de Michigan en la Cámara Baja estadounidense, no dudó en criticar el ataque aéreo contra el edificio ahora en ruinas.

“Israel apunta a los medios de comunicación para que el mundo no pueda ver los crímenes de guerra de Israel liderados por el capo del sistema de apartheid [el premier israelí] Benjamín Netanyahu. Es para que el mundo no pueda ver la matanza de bebés, niños y sus padres. Es para que el mundo no pueda ver a los palestinos siendo masacrados”, tuiteó.

Los medios de comunicación condenan el ataque israelí a su sede en Gaza

Al Jazeera condenó el ataque y pidió a “todos los medios de comunicación y organismos de derechos humanos que unan sus fuerzas” para denunciar el bombardeo y hacer que Israel “rinda cuentas”.

Al Jazeera condena en los términos más enérgicos el bombardeo y la destrucción de sus oficinas por parte del ejército israelí en Gaza y lo ve como un acto claro para evitar que los periodistas lleven a cabo su deber sagrado de informar al mundo y reportar eventos sobre el terreno”, se lee en un comunicado emitido por la cadena catarí.

El presidente y director ejecutivo de AP, Gary Pruitt, subrayó en otra nota que el medio de comunicación estaba “conmocionado y horrorizado” de que las fuerzas israelíes tuvieran como objetivo el edificio.

“Este es un acontecimiento increíblemente perturbador. Hemos evitado por poco una terrible pérdida de vidas”, dijo Pruitt, para luego agregar que “una docena de periodistas y personal autónomo de AP estaban dentro del edificio y, afortunadamente, pudimos evacuarlos a tiempo”.

krd/ncl/tqi