• La policía de Portland realiza un arresto en North Lombard Street el 30 de junio de 2020.
Publicada: viernes, 24 de julio de 2020 1:30

Alcaldes estadounidenses repudian el envío de federales a ciudades más grandes del país en respuesta a las protestas contra el racismo y la brutalidad policial.

En una declaración publicada el jueves sobre el envío de efectivos federales a las ciudades estadounidense como refuerzo de los cuerpos locales por orden del presidente estadounidense, Donald Trump, 14 alcaldes de EE.UU. rechazaron el aumento de la presencia de fuerzas de seguridad federales.

Los líderes locales expresaron su “profunda preocupación y objeción al despliegue de fuerzas federales en las ciudades de Estados Unidos” además de señalar que exigen al presidente Trump que cese en su pretensión de militarizar el país.

El despliegue unilateral de estas fuerzas en las ciudades estadounidenses no tiene precedentes y viola las protecciones constitucionales fundamentales y los principios del federalismo”, reza la nota.

Entre los firmantes de la mencionada declaración, se puede destacar los alcaldes de Washington D. C., Seattle, Atlanta, Chicago, Kansas City, Boston, Filadelfia, Denver, Tucson, Los Ángeles, San José, Oakland, Sacramento y Portland.

Por tanto, al considerar que los agentes federales han “intensificado los eventos y aumentado el riesgo de violencia”, instaron al Congreso a investigar los despliegues en todo el país.

 

Ante esa coyuntura, el senador demócrata estadounidense, Bernie Sanders, criticó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter la medida de Trump y pidió la salida de esas tropas de las ciudades.

“Contra los deseos de los funcionarios estatales y locales, agentes federales no identificados con equipo de combate han invadido partes de Portland, Oregón. Así es como se ve un estado policial. Estas tropas deben retirarse de inmediato. Debemos defender la Constitución. Debemos derrotar a Trump”, aseguró Sanders.

El inquilino de la Casa Blanca lleva semanas amenazando con la intervención de fuerzas federales tras las multitudinarias protestas por la muerte del afrodescendiente George Floyd el pasado 25 de mayo bajo custodia policial, pero finalmente fueron enviados a Portland en una especie de “experimento” para contrarrestar la acción de los manifestantes.

Según señaló al diario estadounidense Fox News el portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo que Chicago recibirá 150 agentes federales de refuerzo esta misma semana.

rtk/lvs/msf