• ¿Trump cataliza la desintegración de EEUU tras brote de COVID-19?
Publicada: lunes, 6 de abril de 2020 12:02

Uno de los estados estadounidenses más afectados por el nuevo coronavirus es California, donde crece el deseo de separarse de EE.UU.

El gobernador de este estado, Gavin Newsom, ha pedido a los ciudadanos que guarden cuarentena, en contra del deseo del presidente de EE.UU., Donald Trump, que insiste en volver a la vida normal lo antes posible.

Además, la gente está muy descontenta con el Gobierno por la gestión de la epidemia. Y todo ello ha despertado una vez más las llamadas a la secesión de California (Calexit).

Hora de separarse. El Gobierno federal ha abandonado literalmente su deber de defendernos y protegernos”, escribe un internauta en su cuenta de Twitter, y adjunta un vídeo de Trump, donde este dice que “los estados deberían haber creado sus propias reservas”.

“Es hora de que California recupere el control de sus fronteras como país independiente”, dice el movimiento Yes California, que promueve el Calexit.

Las llamadas a la separación no hacen sino aumentar, particularmente desde que Newsom, a principios de abril que, destacó las “ventajas” de California, la quinta economía mayor del mundo, cuna de biotecnología y la bioinnovación.

“El gobernador sale en favor del Calexit”, “no puedo creer que California ya sea independiente”, son algunos comentarios emitidos por los lugareños, que denuncian desde hace años que su dinero se gasta en otros estados mientras ellos mismo tienen más de 151 mil sin hogares.

La campaña Calexit contra la respuesta de Trump al COVID-19, y se dan parecidas posturas en otros estados como Texas, y la grave recesión económica de EE.UU. hacen pensar que tal vez el país esté cerca de la desintegración.

bhr/nii/mjs