• Donald Trump, presidente de EE.UU., habla con su secretario de Estado, Mike Pompeo, en la Casa Blanca, 3 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 18 de enero de 2020 14:01

El presidente de EE.UU., Donald Trump, pretende romper completamente el acuerdo nuclear para impedir que su sucesor vuelva al mismo, observa una experta.

En una entrevista con la agencia de noticias iraní IRNA, Barbara Slavin, miembro del Consejo del Atlántico en Washington, capital de EE.UU., ha explicado este sábado que los candidatos demócratas de la Presidencia en EE.UU. han asegurado que si ganan los comicios del próximo año volverán a introducir a EE.UU. en el acuerdo nuclear, que abandonó el actual dirigente republicano en 2018.

Este asunto preocupa a los radicales estadounidenses. Trump quiere destrozar totalmente el acuerdo para que el próximo presidente de EE.UU. no pueda reincorporar al país a dicho pacto”, argumenta.

La experta señala que el secretario del Departamento de Estado estadounidense, Mike Pompeo, defiende dicha idea, es decir, romper totalmente el acuerdo. Afirma, asimismo, que Washington insiste en que la política de máxima presión obligará a Irán a renegociar un nuevo acuerdo o facilitará la total ruptura del acuerdo existente, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

En cuanto a la postura de los países europeos firmantes del JCPOA, alcanzado en 2015 entre Irán y el G5+1 (entonces compuesto por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), Slavin sostiene que el Reino Unido, Francia y Alemania intentan “preservar el esqueleto del acuerdo” para que quede algo para un eventual regreso de EE.UU.  

 

Precisa que los europeos intentan prolongar el acuerdo hasta las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. y, ante tal tesitura, será fundamental que Irán muestre moderación.

El martes, los tres países firmantes del acuerdo nuclear de 2015 activaron el mecanismo de resolución de disputas del pacto, tras acusar a Irán de seguir “violando las restricciones clave fijadas en el mismo”, una medida tachada de “errónea” e “inaceptable” por las autoridades persas.

Irán, tras la salida ilegal de Washington del PIAC, precisó que se reservaba el derecho a reducir sus compromisos nucleares si Europa incumplía su parte. Además, descarta cualquier diálogo para llegar a otro acuerdo que no sea el rubricado en 2015.

msm/nii/   

Comentarios