• Sistemas de defensa aérea S-400, de fabricación rusa.
Publicada: viernes, 22 de noviembre de 2019 15:15
Actualizada: viernes, 22 de noviembre de 2019 19:48

EE.UU. vuelve a exhortar a Turquía a “destruir” o “deshacerse” de los sistemas de defensa aérea S-400 rusos para salvarse de las sanciones de Washington.

Conforme afirmó el jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado, Turquía puede ser expuesta a la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) por el contrato armamentístico con Moscú. “El plazo de las sanciones de CAATSA sigue vigente” y aún hay riesgo de que Turquía sea objeto de medidas coercitivas, insistió la nota.

Por otro lado, la Cartera recalcó que Ankara puede reemplazar sus sistemas antiaéreos S-400, de fabricación rusa, por los sistemas norteamericanos Patriot.

“Turquía aún puede regresar a la mesa (del diálogo), para ello los turcos deben destruir, devolver o deshacerse de algún modo del S-400 y es que no les hemos denegado la posibilidad de comprar las baterías Patriot”, agregó.

LEER MÁS: EEUU da a Turquía un ultimátum para renunciar a S-400 rusos

LEER MÁS: EEUU sopesa 3 paquetes de “sanciones” a Turquía por S-400 rusos

Ankara rubricó en diciembre de 2017 un contrato con Rusia para comprar varios escudos antiaéreos S-400 por valor de 2500 millones de dólares, y en virtud del mismo, los rusos han entregado dos unidades de estos misiles.

Turquía aún puede regresar a la mesa (del diálogo), para ello los turcos deben destruir, devolver o deshacerse de algún modo del S-400 y es que no les hemos denegado la posibilidad de comprar las baterías Patriot”, señala el Departamento de Estado de EE.UU.

 

La adquisición de los S-400 desató tensiones entre Ankara y Washington, ambos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Casa Blanca no cesa de amenazar con sanciones e incluso eliminó a los turcos del programa de suministro de cazas de quinta generación F-35.

Durante su viaje a EE.UU. el pasado 13 de noviembre, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, avisó a su homólogo, Donald Trump, que Ankara no va a renunciar a los S-400, necesarios para su seguridad nacional.

mjs/krd/alg

Comentarios