• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en un mitin electoral celebrado en Orlando, Florida (sur de EE.UU.), 18 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 19 de junio de 2019 10:22
Actualizada: miércoles, 19 de junio de 2019 14:32

Un grupo de senadores le recuerda a Donald Trump que ninguna autoridad estadounidense permitirá a que el país entre en un conflicto con Irán.

En una carta firmada tanto por los senadores demócratas como los republicanos —estos últimos son los correligionarios del presidente Trump— los signatarios insisten en que el Congreso aún no ha autorizado ninguna acción contra Irán, y tampoco las “actuales autoridades estatutarias” del país permitirían que eso ocurriera.

“Permanecemos preocupados de que la escalada de acciones que va en aumento (…) conduzca a un conflicto no necesario. Dado el creciente peligro (de un conflicto), deseamos reiterar que el Congreso no ha autorizado, hasta la fecha, una guerra contra Irán y ninguna autoridad estatutaria permitirá que EE.UU. entre en conflicto contra el Gobierno de Irán”, se lee en la misiva, publicada el martes.

De igual modo, los senadores exigieron explicaciones de la Administración de Trump sobre la decisión de enviar 1000 soldados adicionales al oeste de Asia, según anunció el ya exsecretario en funciones del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), Patrick Shanahan.

Los signatarios de la carta sostuvieron que “esperaban” que la Administración estadounidense hubiera esperado el aval de Congreso antes de desplegar a las fuerzas en la zona, donde “las hostilidades con Irán son inminentes”.

Permanecemos preocupados de que la escalada de acciones que va en aumento (…) conduzca a un conflicto no necesario. Dado el creciente peligro (de un conflicto), deseamos reiterar que el Congreso no ha autorizado, hasta la fecha, una guerra contra Irán y ninguna autoridad estatutaria permitirá que EE.UU. entre en conflicto contra el Gobierno de Irán”, se lee en una carta de un grupo de senadores dirigida a la Administración del presidente, Donald Trump.

 

Los senadores, asimismo, han presentado unas enmiendas a la Autorización del Uso de la Fuerza Militar (AUMF, por sus siglas en inglés), adoptada en 2001, para que Trump no pueda usarla para librar una guerra contra el país persa.

Ningún fondo será utilizado en las hostilidades contra el Gobierno iraní, contra las Fuerzas Armadas de Irán o contra el territorio de Irán”, sin la autorización expresa del Congreso, se lee en las enmiendas presentadas.

Las decisiones imprudentes de la Casa Blanca han preocupado también a los socios y grandes potencias como Rusia. El Kremlin, a su vez, ha expresado la preocupación por el despliegue militar adicional de Estados Unidos en la región del Oriente Medio.

Irán se ha convertido en un blanco de la retórica bélica de EE.UU., que al parecer busca una nueva aventura para demostrar que aún sigue siendo el líder del mundo. Un anhelo que parece poco probable ante la existencia de emergentes potencias como Rusia, China y la propia República Islámica de Irán.

Washington, que tiene a sus espaldas un largo historial de inventar incidentes para justificar sus guerras, ha usado el incidente naval en el mar de Omán, que tuvo lugar el pasado jueves, como nuevo pretexto para demonizar a Irán, mientras varios informes barajan la posibilidad de que el propio EE.UU. y sus aliados regionales podrían estar detrás de los hechos.

LEER MÁS: Sanders: EEUU justifica ataque a Irán con sucesos en el mar de Omán

LEER MÁS: ‘Israel, Arabia Saudí y EEUU, detrás de ataque a buques petroleros’

 ask/krd/mkh

Comentarios