• La fachada de la Iglesia del Santo Nombre en la ciudad estadounidense de Chicago (centro-este).
Publicada: jueves, 14 de marzo de 2019 18:11
Actualizada: jueves, 14 de marzo de 2019 19:23

Más de un tercio de los católicos de EE.UU. cuestiona su fe en la Iglesia ante los numerosos casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, según una encuesta.

De acuerdo a los resultados de un sondeo efectuado en enero y febrero de 2019 por la consultora Gallup, el 37 % de los católicos estadounidenses oscila entre continuar como fiel de la Iglesia o abandonarla ante el creciente número de denuncias de abusos sexuales perpetrados por sacerdotes contra jóvenes y menores.

Los recientes escándalos son más impactantes que la gran crisis de abusos de la Iglesia católica estadounidense en 2002, que afectó a la arquidiócesis de Boston, indica la encuesta, realizada en una muestra de 581 católicos estadounidenses.

Aquel año, la cifra de católicos que dudaba de la Iglesia era del 22 %, según el mismo Gallup, después de que salieran a la luz acosos sexuales generalizados del clero, encubiertos por líderes católicos.

El sondeo de 2019 muestra también que casi la mitad (el 47 %) de los que se identifican a sí mismos como católicos y que nunca o raramente asisten a misa cuestionan hoy tal religión.

 

Desde que surgieron las primeras acusaciones de abusos de alto perfil contra sacerdotes en 2002 en Boston, muchos casos similares han sacudido la Iglesia católica en 2018 y 2019.

La credibilidad de la jerarquía de la Iglesia católica se hundió en 2018, cuando se divulgaron informes de abusos sexuales y encubrimientos en Estados Unidos, además de Chile y otros países.

En febrero, por primera vez en la historia, los 200 líderes de la Iglesia católica de todo el mundo se reunieron, a petición del papa Francisco, para pedir una nueva cultura de responsabilidad y castigar a los obispos y superiores religiosos que no han protegido a los jóvenes de sacerdotes depredadores, pero la reunión terminó sin acciones concretas, lo que decepcionó a muchos católicos.

Según un informe de la organización ECA Global, publicado en septiembre de 2018, unos 100 000 menores han sufrido abusos por parte de los miembros de la Iglesia en EE.UU., Canadá, Australia, Irlanda, Holanda, Chile, Argentina, Alemania y España, entre otros. Con anterioridad, el papa había confesado el fracaso de esta institución ante estos crímenes repugnantes.

mtk/ctl/fmd/rba

Comentarios