• Papa reconoce el fracaso ante abusos contra menores en la Iglesia
Publicada: sábado, 25 de agosto de 2018 17:44

El papa Francisco ha admitido en Irlanda el fracaso de la Iglesia ante los ‘crímenes repugnantes de los abusos contra menores’ y recalcó que no se repetirán.

El papa ha solicitado a las autoridades competentes, en su primer discurso en el Castillo de Dublín (capital irlandesa), que tomen medidas verdaderamente “evangélicas, justas y eficaces” en respuesta a esta traición de confianza.

Francisco ha hecho hincapié en que esta petición debe incentivar los esfuerzos de las autoridades eclesiales por remediar los errores pasados, adoptar normas severas y asegurarse de que no vuelvan a suceder.

“El fracaso de las autoridades eclesiásticas —obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros— para abordar adecuadamente estos delitos repugnantes ha causado indignación y sigue siendo una fuente de dolor y vergüenza para la comunidad católica”, ha señalado el líder cristiano.

El fracaso de las autoridades eclesiásticas —obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros— para abordar adecuadamente estos delitos repugnantes ha causado indignación y sigue siendo una fuente de dolor y vergüenza para la comunidad católica”, señaló el Papa Francisco en su primer discurso en el Castillo de Dublín, Irlanda.

 

Francisco ha confesado no haber actuado a tiempo él mismo reconociendo la magnitud y gravedad de los delitos, y ha declarado que la Iglesia ha descuidado y abandonado a los pequeños.

“No puedo dejar de reconocer el grave escándalo causado en Irlanda por los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia”, ha agregado el líder católico.

La Corte Suprema del estado de Pensilvania publicó el pasado martes un informe en el que se documentan 300 supuestos casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos de menores.

Según el referido informe, se ha identificado a unos 1000 menores que han sido víctimas de tales abusos, la mayoría varones (aunque también hay chicas). Igualmente hay adolescentes y muchos preadolescentes entre ellos.

Además, en julio, el cardenal y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, fue destituido de su cargo por acusaciones de vejaciones sexuales a un adolescente.

fmd/mla/alg/rba

Comentarios