• Una exhibición de armamentos iraníes, organizada con motivo del 40.º aniversario de la Revolución Islámica, Teherán, 2 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 14 de febrero de 2019 11:08

La Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, revivió un plan secreto para sabotear el programa de misiles balísticos de Irán, revela un informe.

Citando a funcionarios de la Administración actual y anterior de Estados Unidos, el diario norteamericano The New York Times informó el miércoles que la operación secreta ha estado en curso desde hace algún tiempo, pero es prácticamente imposible determinar si ha tenido éxito y, de ser así, en qué medida.

Los funcionarios, que hablaron en calidad de anonimato, aducen que el programa de la Casa Blanca podría haber provocado que varios lanzamientos recientes de misiles en Irán hayan fallado en los últimos años.

El programa clandestino fue creado por el expresidente estadounidense George W. Bush, quien intentó interrumpir el programa aeroespacial de Irán deslizando piezas y materiales defectuosos en sus cadenas de suministro.

Los intentos de sabotaje se aceleraron durante los primeros años del mandato del expresidente estadounidense Barack Obama (2009-2017); sin embargo, a finales de su gobierno se atenuaron cuando Mike Pompeo —actual secretario de Estado— se convirtió en el director de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) y se inyectaron nuevos recursos al plan secreto, añade el informe.

 

La fuente a continuación cita las declaraciones del comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, antes de la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—.

Hayizade acusó a Estados Unidos y otros enemigos del país persa de intentar dañar el desarrollo de misiles balísticos de Teherán, que solo se producen con fines defensivos.

Trump salió del referido pacto nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— en mayo de 2018, alegando que el convenio no ha abordado las pruebas de misiles de Irán ni su influencia en la región.

Eso se produce mientras Teherán deja claro que el desarrollo de su capacidad militar es una línea roja, se fundamenta en una efectividad defensiva y no representa amenaza alguna para terceros países, en particular para sus vecinos.

ftn/ncl/fmd/hnb

Comentarios