• Una manifestante proisraelí participa en un mitin celebrado el 22 de julio en Nueva York (EE.UU.) contra el fin de los diálogos nucleares Irán-G5+1
Publicada: viernes, 24 de julio de 2015 18:48
Actualizada: viernes, 24 de julio de 2015 21:31

El lobby proisraelí más influyente en los Estados Unidos está ampliando su campaña para presionar al Congreso a rechazar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) sobre el programa nuclear de Irán.

El Comité Americano Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC), desplegará la próxima semana cerca de 300 activistas de grupo de presión en Capitolio para tratar de convencer a los legisladores a votar contra del mencionado plan.

También tiene previsto, junto con algunos otros grupos proisraelíes, dedicar aproximadamente 20 millones de dólares a financiar una campaña de publicidad mediática para informar al público “sobre los peligros de acuerdo con Irán”, de acuerdo con funcionarios proisraelíes.

La presión de AIPAC, que cuenta con más de 100.000 miembros y mantiene un vasto grupo de donantes, podría influir en la opinión de los legisladores que quieren ser reelegidos el próximo año, pues el poder de AIPAC les vendría de perla durante su siguiente campaña electoral.

El premier israelí, Benyamin Netanyahu, en una reunión de AIPAC.

 

Según los críticos, este grupo fuertemente aliado con el partido israelí, Likud, y el Partido Republicano de EE.UU., actúa como un agente del régimen israelí y tiene una influencia sofocante en el Congreso.

AIPAC gastó un récord de 1,67 millones de dólares en sólo seis meses para impulsar una ley que permite al Congreso revisar o incluso rechazar un pacto nuclear con Irán. La ley que fue firmada además por el presidente estadounidense Barack Obama, establece un plazo de 60 días desde el lunes, la fecha que la Administración de Obama presentó al Congreso el JCPOA, para evaluarlo.

Según informó el lunes el diario estadounidense “The Washington Post”  este gigantesco gasto alcanzó récord por lo menos en los últimos 16 años, ya que los gastos anuales de AIPAC no habían superado 2 millones de dólares en los últimos años, según los registros de cabildeo con base en datos de las Oficinas de Registro del Senado.

Irán y el Grupo 5+1(EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China, Francia y Alemania)  lograron un consenso sobre el programa nuclear iraní el pasado 14 de julio, lo cual para convertirse en un acuerdo definitivo requiere de la ratificación por ambas partes.

ymc/ctl/mrk

Comentarios