• Ali Hasan junto a su hijo de 2 años, que se encuentra hospitalizado en un centro de San Francisco, en California (oeste de EE.UU.).
Publicada: martes, 18 de diciembre de 2018 18:16
Actualizada: martes, 18 de diciembre de 2018 20:24

Un niño de dos años se está muriendo en California sin que su madre yemení pueda visitarlo debido al veto migratorio del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Abdulá Hasan, de tan solo 2 años, que nació con una enfermedad cerebral a la que, según sus médicos, no sobrevivirá, se encuentra hospitalizado en un centro de San Francisco, en el estado de California (oeste de EE.UU.).

Los familiares del menor aseguran que su madre, Shaima Swileh, quiere verlo una última vez antes de que lo desconecten del soporte vital, pero EE.UU. le niega la entrada a la madre del niño moribundo porque es de Yemen.

Aunque Abdulá y su padre son estadounidenses, la madre es de Yemen, uno de los cinco países que integran la lista negra de EE.UU. Esos cinco Estados son considerados por la Administración de Trump naciones peligrosas y, por ello, prohíbe a sus ciudadanos la entrada a territorio estadounidense.

Todo lo que ella desea es sostener su mano por última vez”, indicó el padre del niño, Ali Hasan, de 22 años, que nació en California, respecto al deseo de su esposa yemení de visitar a su hijo moribundo, algo que le impide el veto migratorio impuesto por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

Conforme a los médicos, al pequeño no le queda mucho tiempo de vida y su madre, que actualmente vive en Egipto, no puede estar con él porque está muy lejos. La madre no desiste y está buscando actualmente una exención del Departamento de Estado de EE.UU. para poder viajar al país norteamericano con urgencia, pero de momento sin éxito.

“Todo lo que ella desea es sostener su mano por última vez”, indicó el domingo el padre del niño, Ali Hasan, de 22 años, que nació en California, al diario San Francisco Chronicle.

El caso ha despertado el interés mediático y la indignación social por unas leyes que impiden que una madre pueda darle el último adiós a su hijo.

Saad Sweilem, del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, considera que es “extremadamente cruel” que EE.UU. impida a la madre de Abdulá ver a su hijo en estado terminal.

La ley migratoria impuesta por Trump en 2017 ha sido un asunto muy polémico y la Justicia estadounidense lo paralizó durante meses, sin embargo, al final salió adelante. El veto prohíbe viajar al país a todo individuo que provenga de cinco países de mayoría musulmana, a saber: Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen.

tmv/anz/ftm/rba

Comentarios