• Un soldado del Ejército estadounidense en un cementerio militar.
Publicada: jueves, 4 de agosto de 2016 2:27
Actualizada: martes, 4 de abril de 2017 5:32

La tasa de suicidio entre los veteranos de guerra estadounidenses se ha incrementado un 32 por ciento desde 2001, según un reciente estudio.

“Según los actuales análisis, en 2014 se registró una media de 20 suicidios de veteranos de guerra al día, es decir, 3700 al año”, indica el estudio elaborado por el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés), y divulgado este miércoles.

Desde 2001, los suicidios de civiles adultos aumentaron un 23 por ciento, mientras los suicidios de veteranos de guerra se incrementaron un 32 por ciento en el mismo período de tiempo", muestra un estudio elaborado por el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés).

Cerca del 65 por ciento de los militares estadounidenses que se quitaron la vida en 2014 tenían 50 años o más, señala la investigación.

La fuente ha señalado que los veteranos representan el 18 por ciento del total de muertes por suicidio en EE.UU.

"Desde 2001, los suicidios de civiles adultos aumentaron un 23 por ciento, mientras los suicidios de veteranos de guerra se incrementaron un 32 por ciento en el mismo período de tiempo", muestra la VA.

 

Al respecto, ha precisado que se trata del estudio más amplio y completo que se ha realizado hasta ahora sobre el suicidio entre los veteranos de guerra estadounidenses, ya que los datos compilan investigaciones de 55 millones de registros de los últimos 35 años.

En este contexto, ha destacado una gran diferencia entre los veteranos que han utilizado los servicios de la VA y los que no los usaron. De los 21.600.000 veteranos en Estados Unidos cerca de 8.500.000 reciben los servicios sanitarios de este Departamento, ha indicado el informe.

Así que, ha concluido, la tasa de suicidio entre estos veteranos que utilizan los servicios de la VA aumentó en un 8,8 por ciento, mientras que la tasa de suicidios entre los veteranos que no los utilizan registró un incremento de 38,6 por ciento.

La crisis de suicidio entre los militares estadounidenses se convirtió en un estereotipo tras la guerra de Vietnam (1959-1975) y sigue persistiendo debido a las ofensivas del país norteamericano contra Afganistán (2001) e Irak (2003).

Los soldados que han regresado de Irak y Afganistán sufren varios problemas, entre ellos, desempleo, trastorno de estrés postraumático y lesiones, que los pueden llevar al suicidio.

fdd/ctl/rba

Commentarios