• Barack Obama, presidente de Estados Unidos.
Publicada: martes, 15 de diciembre de 2015 15:03
Actualizada: martes, 15 de diciembre de 2015 16:33

El presidente de EE.UU., Barack Obama, expresó su disposición a realizar en 2016 una visita a Cuba bajo ciertas condiciones.

En un anuncio del lunes, el mandatario del país norteamericano consideró el caso de los derechos humanos en la isla caribeña como una de sus condiciones para realizar tal viaje en su último año de presidencia, y pidió a las autoridades cubanas cumplir con sus compromisos en este terreno.

No hay duda de que a ellos les encantaría que les devolviéramos Guantánamo. Pero sospecho que va a ser una discusión diplomática larga que durará más que mi Administración”, hizo público Barack Obama, presidente de EE.UU.

Hablar directamente con los ciudadanos cubanos es otro requisito de Obama: “Si voy de visita, parte del trato es que voy a poder hablar con todo el mundo”, apostilló, para luego aludir a un histórico encuentro que mantuvo el pasado mes de abril con su par cubano, Raúl Castro, para refrendar el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas, anunciado el 17 de diciembre de 2014, en que exhortó también a la libertad de expresión en Cuba.  

“Fui muy claro en mis conversaciones directamente con el presidente Castro de que continuaríamos acercándonos a aquellos que quieren ampliar el camino para, usted sabe, la libertad de expresión en Cuba”, reiteró.

El presidente de EE.UU., Barack Obama (dcha.), y su homólogo cubano, Raúl Castro, se dan la mano en una reunión bilateral en el marco de la 70ª Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, 29 de septiembre de 2015.

 

En cuanto a la devolución del territorio ocupado por la base militar que tiene EE.UU. en la bahía de Guantánamo, sureste de Cuba, aseguró que tal hecho no se llevará a cabo durante su mandato, el cual culminará en enero de 2017.

“No hay duda de que a ellos les encantaría que les devolviéramos Guantánamo. Pero sospecho que va a ser una discusión diplomática larga que durará más que mi Administración”, hizo público el jefe del Gobierno estadounidense.

El mes de agosto, el secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, insistió en que la polémica prisión debería ser clausurada antes de que Obama concluya su mandato. El mandatario estadounidense se comprometió en su campaña electoral de 2008 a cerrar dicha instalación, pero incumplió su promesa durante su primera gestión y también se olvidó del tema tras salir reelecto en 2012.

La ubicación del centro de detención de Guantánamo en el territorio cubano.

 

En esta línea, la Casa Blanca rechazó a principios del mes en curso (diciembre) el plan del Pentágono para cerrar en Cuba dicha polémica prisión –símbolo de abusos y de detención sin cargos–, alegando un coste elevado para ello.

Cuba continúa exigiendo el cierre definitivo de la base naval estadounidense en ese territorio “ocupado ilegalmente”. Guantánamo, la base más antigua de EE.UU. en suelo extranjero, es el centro de tortura más cruel e inhumano del mundo.

msm/anz/hnb

Comentarios