• Drones de combate estadounidenses tipo MQ-9 Reapers desplegados en la base aérea de Creech en Nevada (EEUU).
Publicada: sábado, 12 de diciembre de 2015 10:27
Actualizada: sábado, 12 de diciembre de 2015 10:51

La Fuerza Aérea de EE.UU. pretende aumentar, de manera masiva, la producción de aviones no tripulados (drones) en un proyecto valorado en 3000 millones de dólares.

Según la información facilitada el jueves por el periódico estadounidense Los Angeles Times, el plan busca agregar, durante los próximos cinco años, 75 drones de combate tipo MQ-9 Reaper a los 175 Reapers y 150 MQ-1 Predators, ya en servicio, una medida con la que el número de los escuadrones de drones ascenderá de 8 a 17.

Estamos respondiendo a una señal de demanda desde los comandantes combatientes”, afirmó el portavoz de la Fuerza Aérea de EE.UU., Benjamin Newell.

El proyecto, que tendrá que contar con la aprobación del Congreso, además tiene previsto emplear a unos 3500 nuevos pilotos de drones y otro tipo de personal, así como la construcción de cinco nuevos centros de operación de aviones teledirigidos a lo largo del país.

Los nuevos cinco centros de operaciones podrían costar 1,5 mil millones de dólares y en cada uno de ellos trabajarían de entre 400 a 500 pilotos y otros empleados.

Actualmente, todas las operaciones de los drones en el mundo son dirigidas desde el sitio Creech Air Force Base, situado en el estado de Nevada, en el oeste del país norteamericano.

Un dron de combate estadounidense tipo MQ-1 Predators, muy empleado en ataques en operaciones en Afganistán y Paquistán.

 

Los funcionarios del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) también están barajando crear un centro de operaciones en Lakenheath, una base de la Real Fuerza Aérea británica en Suffolk, sita en el este de Reino Unido, pero esta medida requeriría un acuerdo con las autoridades del país europeo.

Estamos respondiendo a una señal de demanda desde los comandantes combatientes”, afirmó el portavoz de la Fuerza Aérea de EE.UU., Benjamin Newell, al sitio Web militar local Defense One.

El plan llega mientras el Pentágono dice haber intensificado recientemente su campaña de ataques aéreos en Siria e Irak, en momentos en que está sufriendo escasez de operadores de drones.

Washington insiste en que sus drones apuntan únicamente contra los milicianos, pero los países en los que se llevan a cabo los referidos ataques, como Afganistán, Paquistán, Yemen, Somalia, han denunciado, en varias ocasiones, que estas incursiones acaban en muchos casos con la vida de civiles.

mjs/anz/mrk

Comentarios