• El expresidente de Ecuador Rafael Correa. (Foto: EFE)
Publicada: martes, 21 de julio de 2020 1:26

Un tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ratifica la condena de 8 años de prisión contra Rafael Correa, quien la califica de “ridícula”.

El lunes, la Justicia ecuatoriana negó la apelación del expresidente Rafael Correa (2007-2017) y confirmó su sentencia de ocho años de cárcel por cohecho en el caso “Sobornos”. De ser refrendada en tercera y última instancia, el fallo impedirá al exmandatario volver a participar en la política de su país durante los próximos 25 años.

El tribunal desecha recursos de apelación de la mayoría de sentenciados, ratifica la pena por cohecho para 18 —incluido Rafael Correa— y modifica la sentencia para dos”, informó la Fiscalía General del Estado en redes sociales.

Para la exsecretaria presidencial Laura Terán la condena ha sido reducida a tres meses y seis días, y en el caso del empresario Alberto Hidalgo su cargo penal pasó de “autor” a “cómplice” y tuvo una reducción en su condena a 32 meses de prisión.

 

En reacción, Correa ha publicado una serie de mensajes en su cuenta de Twitter en la que ha calificado de “ridículos” el caso y la sentencia. Entretanto, ha aseverado que “no podrán derrotarle”.

Aunque es difícil de creer, era de esperarse. ‘Caso’ y ‘sentencia’ más ridículos no puede haber (…) No nos van a derrotar, pero me duele toda la gente inocente que está sufriendo por intentar hacerme daño a mí”, lamentó.

El exjefe de Estado ha denunciado, además, que los “jueces ecuatorianos dan vergüenza”. “En su desesperación, cada día vuelan más alto, y lo único que lograrán es que su caída sea aún más estrepitosa”, agregó.

El supuesto caso de corrupción contra Correa comenzó en mayo de 2019, cuando un artículo aportó información sobre las contribuciones económicas que empresas multinacionales, entre ellas Odebrecht, hicieron al movimiento Alianza País (AP), de Correa, desde noviembre de 2013 hasta febrero de 2014 a la campaña presidencial de entonces.

No obstante, Correa denuncia que el corrupto es el actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pero se siente impune porque tiene el apoyo y la protección de EE.UU. ante sus actos de corrupción.

fmk/lvs/hnb