• Assange demanda a Ecuador por ‘aislamiento y amordazamiento’
Publicada: viernes, 19 de octubre de 2018 17:06
Actualizada: sábado, 20 de octubre de 2018 3:21

Julian Assange ha lanzado este viernes acciones legales contra el Gobierno de Ecuador por violar sus “derechos fundamentales y libertades”.

El jurista español Baltasar Garzón, integrante de la defensa de Assange junto al abogado ecuatoriano Carlos Poveda, ha presentado este viernes la demanda en el Complejo Judicial Norte de Quito, capital ecuatoriana, por el “aislamiento y amordazamiento” que vive el periodista australiano en la embajada de Ecuador en Londres.

Según Garzón, se trata de una “acción de protección”, que busca dejar sin efecto un protocolo aprobado por la Cancillería ecuatoriana para regular la estancia del fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, refugiado en la sede diplomática en la capital del Reino Unido.

El letrado ha calificado de “unilateral” y “arbitraria” la emisión del protocolo, que establece nuevas reglas internas para Assange y le prohíben hacer declaraciones políticas.

Por otra parte, en un comunicado publicado este viernes por WikiLeaks se señala la violación de los derechos de su fundador por parte de Ecuador desde hace “casi siete meses”.

 

Sobre el protocolo impuesto por Quito al periodista australiano, WikiLeaks denuncia que “hace que el asilo político de Assange esté sujeto a la censura de su libertad de opinión, expresión y asociación”.

El protocolo especial ha sido elaborado esta semana por el servicio diplomático ecuatoriano. Sus estipulaciones deben ser “estrictamente cumplidas” por el periodista.

En él se prohíbe a Assange “realizar actividades que pudieran ser consideradas como políticas y de interferencia en los asuntos internos de otros Estados, o que puedan causar perjuicio a las buenas relaciones del Ecuador con cualquier otro Estado, sea cual fuere la forma que se emplee para ejecutar dichas actividades”.

El fundador de Wikileaks no puede salir de la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, porque se teme que el Reino Unido lo extradite a Estados Unidos, donde sería muy probable que fuera procesado por filtrar secretos sobre la seguridad estadounidense, por los que podría ser condenado a la pena de muerte.

La situación de Assange en la embajada ecuatoriana está en entredicho después de la llegada al poder del actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien considera el caso “un problema heredado del anterior Gobierno”, el de Rafael Correa, que otorgó el asilo político al periodista.

tmv/mla/ftn/mjs

Comentarios