• Moreno y Correa libran una guerra por apoyo popular en Ecuador
Publicada: sábado, 3 de febrero de 2018 17:47
Actualizada: sábado, 3 de febrero de 2018 21:45

Lenín Moreno, actual presidente de Ecuador, y el expresidente Rafael Correa, dos exaliados convertidos en enemigos acérrimos, libran su guerra decisiva en la consulta popular y referéndum convocados para este domingo por Moreno y al que se opone el exmandatario.

Moreno y Correa miden su apoyo popular en una consulta sobre la reforma constitucional diseñada por el actual mandatario para desterrar para siempre del poder a su antecesor Correa.

Mientras tanto, Correa, que encabeza la campaña opositora en un referéndum, recorre el país, organizado caravanas y concentraciones, y denunciando un “golpe de Estado” institucional en caso de ganar el ‘sí’ en la consulta.

Correa, fundador del partido Alianza País (AP) para los comicios de 2006 y con 14 triunfos seguidos en las urnas, dejó su retiro en Bélgica para convertirse en el principal opositor en Ecuador y liderar la campaña por el ‘No’ en el referéndum.

El exmandatario y otros sectores de la sociedad han alertado de que la consulta ha estado viciada de irregularidades y es inconstitucional dado que Moreno no esperó el aval de la Corte Constitucional y convocó el referéndum directamente.

Si bien la consulta contempla siete preguntas, solo tres de ellas golpean el legado de la Revolución Ciudadana de Correa y los logros alcanzados en la última década, advierten los analistas.

Por ejemplo, la segunda pregunta propone enmendar la Carta Magna para eliminar la reelección indefinida a fin de que los funcionarios solo puedan ser elegidos una vez. Si Moreno gana, dado que esta pregunta plantea la supresión de la reelección indefinida, Correa perderá la opción de regresar al poder.

Correa califica la intención de derogar la reelección indefinida de una “regresión de derechos” y señala que “la Constitución establece que si ese es el caso, el camino es la Asamblea Constituyente”, dijo el pasado 29 de enero en su Twitter.

Para el expresidente, las preguntas 2, 3 y 6, de las 7 que aparecen en las papeletas del plebiscito, son perjudiciales para el pueblo ecuatoriano. 

Unos trece millones de electores están facultados para participar en la consulta popular, donde el voto es obligatorio para los mayores de 18 años y facultativo para los menores de entre 16 y 18 años.

tmv/mkh/nii/

Comentarios