• El fundador de Wikileaks, Julian Assange, mira por una ventana en la embajada de Ecuador en Londres, capital británica, 5 de febrero de 2016.
  • El fundador de Wikileaks, Julian Assange, mira por una ventana en la embajada de Ecuador en Londres, capital británica, 5 de febrero de 2016.
Publicada: jueves, 28 de septiembre de 2017 10:03

El presidente ecuatoriano dijo que su país protegerá al fundador de Wikileaks, Julian Assange, mientras sea necesario y se requiera precautelar su integridad.

El asilo de Assange en la embajada de Ecuador en Londres (capital del Reino Unido) se extenderá "el tiempo que se necesite para cuidar y salvaguardar su vida", dijo este miércoles el mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, en una entrevista con la cadena televisiva estadounidense CNN.

Moreno también recordó que su país otorgó protección al ciberactivista porque creía que corría peligro su vida y por el hecho de que Ecuador no tiene pena de muerte y respeta el derecho a la vida, independientemente de lo que haya hecho el individuo.

Sin embargo, subrayó que desde el Gobierno se le ha pedido a Assange que no opine sobre la política del Ecuador y sus países amigos.

"Así que le dimos el asilo, pero (...) le hemos pedido de una manera cordial, como debe ser, que deje de opinar en la política de Ecuador o en la política de países amigos, porque su condición no se lo permite. Entonces, él está sobrepasando esa condición", aclaró.

Así que le dimos el asilo, pero (...) le hemos pedido de una manera cordial, como debe ser, que deje de opinar en la política de Ecuador o en la política de países amigos, porque su condición no se lo permite. Entonces, él está sobrepasando esa condición", aclaró el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

 

La defensa del periodista australiano señaló que existe una clara intención de Estados Unidos de extraditar a su defendido, pues aunque todavía no hay una orden de detención, ese país mantendría un proceso abierto en su contra por espionaje, piratería informática, entre otros.

El fundador del portal de filtraciones Wikileaks desde 2012 se encuentra refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres y no puede salir porque, casi con toda probabilidad, el Reino Unido lo extraditaría a Suecia, que pretende juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

Además, si es extraditado por Suecia a EE.UU., es posible que lo procesen por filtrar secretos sobre la seguridad estadounidense, lo que podría significar la pena de muerte.

snz/ktg/hnb

Comentarios