• Irán y china han llegado a un nuevo acuerdo sobre los pagos del crudo iraní.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2015 17:30
Actualizada: jueves, 13 de julio de 2017 10:30

Irán y China han finiquitado un nuevo acuerdo sobre el pago de las importaciones de petróleo iraní. Pekín se ha comprometido a abonar una parte de sus deudas en efectivo.

Según ha informado este lunes el presidente de la Cámara Conjunta de Comercio Irán-China, Asadolá Asgaroladi, ambas naciones han acordado hacer los pagos en efectivos a través de un tercer país como mediador.

Bajo el nuevo acuerdo, se decidió que tras una comisión de reembolso, el resto de los ingresos por las exportaciones de crudo y gas de Irán sea devuelto al país persa”, declara Asgaroladi.

"Queríamos transferir parte de los pagos a otros países como Corea del Sur y Japón o recibirlos en efectivos. Luego, consultamos con las autoridades chinas y hemos llegado a un acuerdo”, ha declarado Asgaroladi.

“Bajo el nuevo acuerdo, se decidió que tras una comisión de reembolso, el resto de los ingresos por las exportaciones de crudo y gas de Irán sea devueltos al país persa”, ha explicado.

Asgaroladi ha resaltado que la transacción de los pagos podría hacerse por medio de monedas nacionales de China y de la República Islámica.

El gigante asiático se considera como el mayor cliente del petróleo iraní al comprar unos 440.000 barriles por día (bpd). Sin embargo, el país persa, afectado por sanciones injustas del Occidente, se ve obligado a importar bienes chinos en lugar de divisas por sus ventas del petróleo.

La producción actual de petróleo de Irán se estima en alrededor de 2,7 millones de bpd, de los cuales el país exporta cerca de un millón de barriles, como estipula el actual régimen de sanciones.

El pasado 2 de abril, Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) llegaron a un principio de acuerdo sobre el programa de energía nuclear en la ciudad suiza de Lausana, y ahora intentan llegar a un pacto definitivo hasta la fecha límite del 30 de junio.

En virtud de dicho acuerdo, el Occidente se compromete a levantar todas las sanciones antiraníes (incluidas las restricciones a los sectores petrolero y no petrolero) y permitir a los bancos internacionales que transfieran el dinero a la República Islámica de Irán.

myd/ctl/nal