• El presidente iraní, Hasan Rohani, y el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazemi, durante un encuentro en Teherán, capital de Irán, 29 de julio de 2020.
Publicada: martes, 20 de julio de 2021 16:06

El presidente iraní, Hasan Rohani, asegura que las relaciones estratégicas entre Irán e Irak garantizan la seguridad y la estabilidad de toda la región.

En una conversación telefónica mantenida este martes con el primer ministro del país vecino, Mustafa al-Kazemi, con ocasión de la fiesta musulmana del Eid al-Adha (Fiesta del Sacrificio), el mandatario iraní ha dejado en claro que Teherán apoya la estabilidad y la seguridad, la independencia y la integridad territorial de Irak.

Rohani ha recalcado que la seguridad y la estabilidad de Irak se traducen en la seguridad de Irán. “Los resultados del vínculo estratégico entre Teherán y Bagdad van más allá de los dos países y garantizan la seguridad y la estabilidad de toda la región [de Asia Occidental]”, ha agregado.

El jefe del Poder Ejecutivo del país persa ha censurado también el doble rasero de EE.UU. en cuanto a la lucha contra el terrorismo y sus acciones provocativas en la frontera sirio-iraquí, y las ha tildado de erróneas y contrarias a los intereses de la zona.

Al respecto, ha señalado que estas políticas no ayudarán a establecer la seguridad y la estabilidad en Irak, sino que más bien complicarán la situación.

 

Los estadounidenses siempre han jugado un papel destructivo en la región. Los problemas de la zona deben ser resueltos por los países regionales”, ha indicado, al mismo tiempo que ha reiterado que Irán se opone a cualquier intervención extranjera en la región.

Al-Kazemi ha felicitado, por su parte, al Gobierno y al pueblo de Irán por el Eid al-Adha y descrito las relaciones entre los dos países como “muy amistosas y fuertes”, enfatizando que Bagdad aboga por desarrollarlas y profundizarlas.

El premier iraquí ha apreciado el apoyo del Gobierno y del pueblo iraníes a la nación iraquí en la lucha contra el terrorismo y la banda extremista Daesh, así como para establecer la paz, la estabilidad y la seguridad en el país árabe.

Teherán y Bagdad mantienen lazos amistosos y estratégicos en diferentes campos, como la economía, la medicina, la industria y el turismo.

Es más, ambos países mantienen una excelente cooperación en la lucha antiterrorista. El gran apoyo de Irán al Ejército de Irak en el combate contra el grupo terrorista Daesh ha sido agradecido en múltiples ocasiones por las autoridades de Bagdad, como el presidente, Barham Salih, y el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani.

msm/anz/rba