• Lanchas rápidas de la Armada del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán patrullan en las aguas del Golfo Pérsico.
Publicada: martes, 11 de mayo de 2021 14:34

Irán rechaza “falsas” acusaciones del Pentágono contra su Armada y advierte que responderá a las acciones “nada profesionales” de buques de EE.UU. en sus aguas.

“Los poderosos defensores del estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico consideran, su línea roja, el comportamiento ilegal, poco profesional y de alto riesgo de las fuerzas extranjeras, especialmente de la Flota de la Armada del terrorista Ejército de EE.UU., que representa una amenaza para la seguridad marítima de esta área sensible, y están dispuestos a responder con firmeza y valentía a cualquier error de cálculo, siguiendo sus misiones en el estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico, en completa paz y confianza”, ha aseverado la Armada del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

En un comunicado emitido este martes, la Armada del CGRI ha rechazado la “falsa” narrativa de EE.UU. acerca de un incidente reciente entre buques estadounidenses y embarcaciones iraníes en las aguas del sur de Irán.

“Los barcos patrulleros de la Armada del CGRI estaban llevando a cabo sus misiones diarias de rutina en las aguas territoriales de Irán, el lunes 10 de mayo, cuando se encontraron con siete buques estadounidenses en el estrecho de Ormuz, que se comportaron de una forma poco profesional al sobrevolar un helicóptero y realizar disparos provocadores, sin ningún objetivo”, asevera el texto.

 

El portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), John Kirby, indicó el lunes que un buque de guerra estadounidense efectuó una treintena de disparos de advertencia en dirección a 13 lanchas rápidas iraníes, cuando estas embarcaciones se acercaron a siete barcos estadounidenses a “gran velocidad” en el estrecho de Ormuz.

Tras la conducta poco profesional de la Marina de EE.UU., el CGRI ha agregado que sus embarcaciones, observando la distancia legal que establecen las leyes y normativas marítimas, advirtieron a los buques estadounidenses de sus “acciones amenazantes”, tras lo cual los barcos norteamericanos cambiaron su conducta y siguieron su travesía.

“Los estadounidenses deben acatar estrictamente las regulaciones internacionales y las leyes de navegación en el estratégico estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico, evitando falsas narrativas y comportamientos poco profesionales”, ha advertido el CGRI de Irán, denunciando la “presencia ilegítima” de EE.UU. en esta región, que se ha convertido en el epicentro de la inestabilidad en la zona y estas aguas.

En los últimos años, el Golfo Pérsico vive una escalada de tensiones debido a la presencia de EE.UU. y su aventurismo militar. Por ello, las Fuerzas Armadas de Irán han advertido, en varias ocasiones, que vigilan de cerca los movimientos de Washington en estas aguas y que, si identifican cualquier intento del enemigo por socavar la seguridad nacional del país, responderán.

tmv/anz/rba