• La parte estadounidense de la base Ain Al-Asad en la provincia de Al-Anbar, oeste de Irak, tras el ataque de misiles de Irán.
Publicada: domingo, 9 de febrero de 2020 7:32

El ataque de Irán a la base estadounidense en Irak mostró que el sistema de defensa antimisiles de EE.UU. es una broma, dice un analista político norteamericano.

Con el ataque a la base estadounidense Ain Al-Asad [en Irak], Irán logró destruir la burbuja de superioridad misilística y tecnológica de Estados Unidos”, declaró el sábado James Carey en una entrevista concedida a una cadena iraní.

El experto insistió en que el sistema de defensa antimisiles de EE.UU. es una broma, una falsedad, explicando que la mayoría de los sistemas antimisiles estadounidenses Patriot no han podido interceptar los proyectiles de los enemigos. Aun con todo, Washington continúa la venta de estos sistemas a sus aliados, como el régimen de Israel, promocionando la efectividad de estos artilugios.

A juicio de Carey, el aludido ataque fue una gran vergüenza para Estados Unidos, que no logró interceptar ni derribar ningún misil iraní lanzado contra sus instalaciones.

 

Asimismo, aseguró que la tecnología de misiles de Estados Unidos sean radares, sistemas antimisiles o armas automáticas montadas en barcos es inútil más aún, en caso de un eventual conflicto armado contra la República Islámica.

El 8 de enero, Irán llevó a cabo un ataque con misiles contra la base de Ain Al-Asad, en respuesta a la operación terrorista de Washington, que asesinó al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), Qasem Soleimani, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Mohandes y sus compañeros en Bagdad, capital iraquí.

La represalia iraní se produjo después de que EE.UU. pusiera sus tropas y su sistema de defensa aérea en alerta máxima, pese a todo, no logró interceptar ni un solo misil iraní, de acuerdo con fuentes iraquíes.

mrz/ctl/msf