• El buque de guerra Sahand, de fabricación nacional, se incorpora a la Armada iraní, en el sureño puerto de Bandar Abás, 1 de diciembre de 2018.
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 2:20

Sahand, el nuevo destructor furtivo de fabricación iraní, podría “resultar embarazoso” para la Marina de EE.UU. en el Golfo Pérsico, alerta Task and Purpose.

Jared Keller, columnista del diario estadounidense Task and Purpose, cree que la decisión de la República Islámica para incorporar el avanzado buque de guerra Sahand a su Armada en el estratégico estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico, ubicados en el sur de Irán, constituye “otro desafío tecnológico para la Marina de Estados Unidos” en esta región.

Sahand, el buque más avanzado de fabricación nacional en Oriente Medio se unió el sábado a la Fuerza Naval de Irán durante una ceremonia efectuada en el sureño puerto de Bandar Abás.

El nuevo barco está equipado con lanzadores de torpedos, sistemas de misiles precisos superficie-superficie, cañones antiaéreos y misiles antisuperficie; capacidades que le permiten resistir eficazmente los ataques de barcos y aviones enemigos. Este buque de guerra rápido se caracteriza además por su gran capacidad de maniobrabilidad y de resistir en guerras antisubmarinas.

Keller en su artículo opina que el nuevo destructor iraní con “su capacidad furtiva podría resultar embarazosa para la Marina de Estados Unidos”, sobre todo cuando el destructor de misiles guiados USS Zumwalt es el barco menos “sigiloso” de la Armada estadounidense que se encuentra actualmente en alta mar.

 

El autor hace eco de los comentarios del comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, de que el país persa tiene “misiles tierra-mar con un alcance de 700 kilómetros”, los cuales pueden golpear fácilmente los portaviones de EE.UU. en el mar de Omán si desde allí Washington actuara en contra de Teherán.

Keller advierte de que estos “avances de Irán en el Golfo Pérsico representan una amenaza creciente para el personal militar (estadounidense desplegado) allí”.

Irán ya ha dicho de que las fuerzas iraníes vigilan de cerca todos los movimientos de los buques de guerra regionales y transregionales que se acercan al Golfo Pérsico, donde, según las autoridades persas, hay seguridad gracias a la actuación de la República Islámica.

ftm/ncl/ahn/hnb

Comentarios