• El subcomandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Husein Salami
Publicada: domingo, 19 de abril de 2015 0:33
Actualizada: sábado, 29 de agosto de 2015 13:21

El subcomandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Husein Salami, ha recalcado que Irán no teme a las amenazas de Estados Unidos con una opción militar en su contra.

No es preocupante para nosotros que digan tener ‘una opción militar sobre la mesa’, resalta el subcomandante del CGRI.

"No es preocupante para nosotros que digan tener ‘una opción militar sobre la mesa’", ha resaltado Salami durante un programa televisivo, donde ha subrayado que Irán tiene listos todos los preparativos para "una guerra total con Estados Unidos".

Salami ha recordado que Irán ha salido exitoso de una “guerra indirecta” con Estados Unidos durante la Defensa Sagrada (ocho años de guerra impuesta por el exrégimen baasista de Irak contra la nación persa entre 1980 y 1988) cuando Washington brindaba todo tipo de apoyos al Ejército iraquí.

En línea con las retóricas de guerra de EE.UU. contra Irán, el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, afirmó hace semanas que si Teherán y el Grupo 5+1 no pueden llegar a un acuerdo nuclear "la opción militar seguirá ciertamente sobre la mesa".

En respuesta, el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Husein Dehqan, tras ironizar sobre que su homólogo norteamericano al parecer sufre de Alzheimer, añadió que, si Carter hubiera recordado los fracasos de su país en la región y en el mundo, habría evitado sus fatuos comentarios.

En este contexto, Salami ha puesto hincapié en que el tema militar nunca será parte de las conversaciones nucleares y que Irán al igual que otros países del mundo nunca permitirá a los extranjeros inspeccionar sus centros defensivos.

La inspección de las bases militares por un extranjero significaría la ocupación del país (…) nunca extenderá la alfombra roja para los enemigos. Irán no se convertirá en el paraíso de los espías, apostilla el subcomandante del CGRI.

"La inspección de las bases militares por un extranjero significaría la ocupación del país (…) nunca extenderá la alfombra roja para los enemigos. Irán no se convertirá en el paraíso de los espías", ha apostillado.

Esfuerzos iranófobos de Israel

En otra parte de sus declaraciones, el alto mando militar iraní ha señalado que los esfuerzos del régimen de Israel para difundir la iranofobia en el mundo se deben a los fracasos sufridos por este régimen durante los últimos años.

"Israel no sufrió ningún fracaso en sus guerras antes de la Revolución Islámica de Irán (1979), pero después de esta revolución no ha ganado ninguna guerra, por lo que parece algo natural sus intentos iranófobos", ha agregado el comandante persa.

Asimismo, ha manifestado que el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, carece de credibilidad política, al calificar a Israel de un régimen débil que no puede fortalecerse si se mantienen fuertes los pueblos musulmanes.

Agresión saudí a Yemen

Salami ha puesto de relieve que el régimen de Al Saud inició los ataques aéreos contra Yemen en busca de sus objetivos hegemónicos en el mundo árabe y huir de los desafíos y problemas que enfrenta dentro de su propio país.

La agresión a Yemen fue la más excepcional estupidez de Al Saud, ya que reveló su cara israelí ante las naciones musulmanas, apostilla el subcomandante del CGRI.

“La agresión a Yemen fue la más excepcional estupidez de Al Saud, ya que reveló su cara israelí ante las naciones musulmanas”, ha aducido.

Tras calificar de “un suicidio” la participación de los países regionales en la ofensiva comenzada por Arabia Saudí contra Yemen, ha insistido en que Irán no escatimará esfuerzos para seguir brindando apoyos políticos y humanitarios al pueblo yemení.

Según las cifras brindadas el pasado lunes por el portavoz del Ejército yemení, el coronel Sharaf Luqman, al menos 2571 civiles han perdido la vida, incluidos 381 niños menores de 15 años y 214 mujeres, 5 de ellas embarazadas, en los ataques aéreos saudíes en Yemen.

rba/tg/nal

Comentarios