• La directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro.
Publicada: sábado, 15 de agosto de 2015 1:51
Actualizada: domingo, 4 de diciembre de 2016 6:29

La directora general de la Cancillería cubana para Estados Unidos, Josefina Vidal Ferreiro, ha reiterado que las decisiones internas nunca estarán sobre la mesa para ser negociadas con EE.UU.

“Las decisiones de carácter interno no son negociables y nunca van a estar en una agenda de conversación con Estados Unidos para negociar”, ha dicho Vidal durante una entrevista concedida este viernes a la agencia británica de noticias Reuters.

Las decisiones de carácter interno no son negociables y nunca van a estar en una agenda de conversación con Estados Unidos para negociar", ha dicho la directora general de la Cancillería cubana para Estados Unidos, Josefina Vidal Ferreiro.

Vidal, quien lideró por seis meses las negociaciones entre Washington y La Habana para retomar las relaciones diplomáticas, ha añadido que la isla está preparada para poner en marcha una nueva fase con EE.UU.

La funcionaria cubana ha realizado estas declaraciones después de que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, abriera el mismo día oficialmente la embajada de EE.UU. en el territorio cubano, en el marco del restablecimiento de nexos entre ambos países.

Al advertir a los que rechazan este acercamiento, Vidal ha dicho que el país caribeño nunca cambiará "ni un milímetro" su posición y postura política para tratar de responder a las personas que no están a favor de ese bienestar entre las dos naciones.

La misma jornada, los precandidatos republicanos a las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU., Jeb Bush y Marco Rubio, han criticado enérgicamente al presidente estadounidensse, Barack Obama, por no escatimar esfuerzo para relanzar los lazos diplomáticos con La Habana.

Durante un discurso en la organización iniciativa de política exterior, situada en el estado de Nueva York (noreste), el senador del estado de Florida (sureste), Marco Rubio, criticó las razones de Obama para justificar la normalización de los nexos diplomáticos con Cuba y dijo que son “débiles”.

Por su parte, Bush, exgobernador de Florida (1998-2007) ha sostenido que Washington ha dado un regalo de cumpleaños al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien el jueves celebró sus 89 años.

La bandera de EE.UU. ha sido izada en la embajada norteamericana en La Habana (capital cubana) en un momento en que el bloqueo injusto de Washington sigue en vigor en el país caribeño.

Por su parte, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ha advertido de que el levantamiento del embargo económico sobre la isla es esencial para la normalización de los lazos Cuba-EE.UU.

El presidente cubano, Raúl Castro, reiteró el 15 de julio que la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana no será posible mientras se mantenga el bloqueo, impuesto a Cuba durante más de medio siglo.

alg/ctl/rba