• Sede de la embajda de EE.UU. en La Habana, la capital cubana.
Publicada: viernes, 16 de febrero de 2018 2:12

El Departamento de Estado de EE.UU., emite una alerta de viaje sobre Cuba por razones sanitarias, basada en un estudio que equipara las lesiones sufridas por el personal diplomático en La Habana (capital cubana) a causa de supuestos ataques sonoros con daños cerebrales.

Un estudio publicado el jueves en la revista de la Asociación Médica de EE.UU. (JAMA, por sus siglas en inglés), tras examinar a 21 diplomáticos estadounidenses afectados por supuestos ataques sonoros en Cuba, declaró que presentan síntomas similares a los de una lesión cerebral.

Dieciocho de los 21 individuos del estudio, elaborado por expertos de la escuela Perelman de Medicina, de la Universidad de Pensilvania, reportaron “oír un sonido desconocido y localizado, al inicio de los síntomas, en sus hogares o en habitaciones de hotel”.

Ante este informe, el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, emitió un aviso sanitario sobre viaje a Cuba, desaconsejando a los ciudadanos estadounidenses viajar a la isla caribeña y recomienda a quienes se aventuren a hacerlo a consultar cualquier posible duda con su médicos, especialmente si presenta “síntomas” extraños a su regreso. 

El estudio, además, indicó que se han observado “disfunciones oculomotoras, vestibulares y cognitivas persistentes”, así como “incapacidad para dormir, síntomas auditivos y dolores de cabeza” asociados a los reportes de “un fenómeno sensorial y/o audible direccional de origen por aclarar”.

Según el Gobierno estadounidense, a partir de 2016, 24 funcionarios y sus cónyuges se enfermaron en sus hogares y en algunos hoteles de la capital cubana.

No obstante, el senador republicano Jeff Flake manifestó el pasado 6 de enero que todavía no se han encontrado pruebas que corroboren que los diplomáticos estadounidenses en La Habana hayan sido víctimas de varios ataques con un arma desconocida.

Por su parte, Cuba rechaza tener responsabilidad alguna en las afectaciones de salud reportadas por diplomáticos estadounidenses y denuncia que detrás de presuntos ataques sínicos existe “manipulación política” para socavar los nexos con EE.UU.

fmk/lvs/hgn/rba

Comentarios